Category: Outdoor

La Supervivencia Outdoor

La supervivencia en la naturaleza requiere de varios factores, entre ellos algo de suerte, ansias de vivir y bastantes conocimientos. Hay que tener cuenta siempre las prioridades, que no son otras que las situaciones que pueden conducir a la muerte, las que se resumen en las reglas del 3:

  1. 3 segundos sin pensar: ante cualquier situación de emergencia/supervivencia, los tres primeros segundos son vitales para evaluar la condición de seguridad de donde nos encontremos. Lo que en Primeros Auxilios llamamos “Seguridad de la Escena”, se refiere a considerar potenciales riesgos de la escena donde estamos metidos, con el fin de minimizarlos llevando a cabo alguna maniobra, que puede ser desde un sencillo retirarse o moverse a otro lugar.
  2. 3 minutos sin oxígeno: el oxígeno es vital para nuestro cerebro. Frente a una situación donde no podemos respirar (inmersión, gases tóxicos, etc.), sólo tenemos 3 minutos para poder sobrevivir.
  3. 30 minutos a 3 horas sin refugio: dependiendo de las condiciones ambientales, la hipotermia puede matarte en pocas horas. Para protegerte del frío (o del calor) necesitas ropa y refugio adecuado, y eventualmente fuego.
  4. 3 días sin agua: aunque también es variable dependiendo del calor ambiental, del esfuerzo físico y de nuestra alimentación, el cuerpo humano puede aguantar hasta 3 días sin beber. Pasado ese tiempo, comienzan a aparecer cambios que llevan a la muerte.
  5. 3 semanas sin comida: nuestro cuerpo requiere una alimentación mínima para sobrevivir, que variará según el esfuerzo físico y nuestro estado nutricional previo.
  6. 3 meses sin compañía: somos primates, animales sociales y grupales. Necesitamos interacción con otros seres humanos para poder sobrevivir, mantenernos cuerdos, aprender.

Sabiendo esta Regla del 3, podemos estudiar nuestra situación y priorizar que es lo más importante en cada momento. En orden: salir del riesgo, respirar, refugiarnos, buscar agua, buscar comida, buscar compañía (rescate).

Un conocido instructor de técnicas de supervivencias define que las habilidades de supervivencia outdoor que nos permitirán salir adelante están dadas por las 5 C y las 5 W (en inglés):

  1. Corte: herramientas que nos permitan cortar. Un cuchillo, una roca afilada, un hueso.
  2. Cobertura: algo que permita separarte de las condiciones medioambientales. Ropa adecuada, un refugio.
  3. Combustión: hacer y mantener un fuego.
  4. Contenedores: algo donde recolectar, almacenar y potabilizar agua
  5. Cuerdas: como construir y como usar las cuerdas. Pueden fabricarse con plantas o con materiales que andemos trayendo en nuestro equipo de supervivencia.

Además de las 5 C, son importantes las 5 W (en inglés), factores que pueden afectar nuestra supervivencia:

  1. Wind (Viento): El viento es uno de los principales riesgos que pueden afectar la supervivencia. Por ello, un refugio y ropa adecuada es vital.
  2. Water (Agua): El agua es importante en dos formas. Debemos instalar nuestro campamento en una zona que no sufra de inundaciones ni humedad, protegido de la lluvia y el viento. Por otro lado, debe estar lo suficientemente lejos de las fuentes de agua para no contaminarlas, pero lo suficientemente cerca para tener acceso a agua para beber, cocinar y limpieza.
  3. Widowmakers (Hacedores de viudas): Mantenerse atento a riesgos es también importante. Arboles y ramas que puedan caernos encima, rocas que pueden caer de un cerro cercano, y otros son causas de accidentes en la vida al aire libre.
  4. Wood (Madera): En una situación de supervivencia en la naturaleza, tener un pequeño fuego donde calentarnos, potabilizar agua y cocinar, puede ser lo que nos salve la vida. Para ello, se debe acampar en un lugar que cuente con madera adecuada y suficiente para las necesidades. Posterior a ello, palos de madera de grosor adecuado nos permitirán construir refugios, muebles y herramientas como hachas y picas.
  5. Wildlife (Animales Salvajes): Depende del lugar donde uno se encuentre, los animales salvajes pueden ser un riesgo importante que se debe tener presente. Osos, serpientes, perros salvajes, incluso ratones (hantavirus en chile) o insectos (vinchuca y mal de chagas) pueden complicar nuestra supervivencia inmediata o a largo plazo.

En próximos posts revisaremos algunos de los puntos mencionados.

El hilo dental en supervivencia

Si vas donde tu dentista frecuentemente y cuidas tus dientes, de seguro conoces el famoso hilo dental. Un producto relativamente fácil de conseguir aunque algo caro (a menos que compres al por mayor en aliexpress), pero en una presentación muy cómoda. En este post no te hablaremos de lo que tu dentista te repite siempre: “usa hilo dental”, porque suponemos que lo haces ya que sabes su utilidad. En este post discutiremos otros usos del hilo dental, enfocado a una situación de supervivencia, y que son la razón de incluirlo siempre en tu kit de supervivencia. Ten siempre en cuenta que un hilo dental normal soporta una carga de 2,9 kg de forma simple, 4,5 kg en doble hebra, 9,7 kg en cuadruple y 8,4 kg como cadeneta. Pueden ver un experimento muy simple y sencillo en este video. ¿Sabía que el hilo dental actualmente se hace de nylon, pero que su nombre de seda dental está dado porque originalmente era fabricado en seda?

  1. Para pescar: Si estás cerca de un curso de agua, y cuentas con algo de hilo, puedes armar un sistema de pesca con un anzuelo (pesca con linea de mano, con espinel). Si andas con bastante hilo dental, puedes construirte una red de pesca.
  2. Colgador de ropa: puedes dejar tu ropa secando en un colgador construido con seda dental, aunque recuerda el peso máximo que soporta el hilo dental. Si quieres colgar objetos más pesados, debes fabricar una cuerda antes.
  3. Encender fuego: con un cordín puedes encender fuego mediante un sistema de arco para generar la fricción.
  4. Fabricar cuerda: puedes fabricar una cuerda para muchos usos pesados como una escalera, atar, levantar o arrastrar objetos. Para ello debes hacer una cuerda de múltiples filamentos de hilo dental, ya sea trenzando o torciendo varios hilos entre sí. Esta nueva cuerda puedes trenzarla o torcerla con otras para fabricar un cordín aún más grueso y resistente.
  5. Uso en primeros auxilios: en primeros auxilios, el hilo dental sirve de varias formas:
    1. Asegurar un cabestrillo o una férula luego de una fractura o esguince. En los dedos, se utiliza fijar el dedo dañado al dedo sano contiguo.
    2. Suturar cortes y heridas: recuerda que primero debes esterilizar el hilo dental de nylon. También necesitas una aguja para suturar.
  6. Fabricar trampas: aparte de una red de pesca, con un hilo dental puedes fabricar varios tipos de trampas para cazar pequeños animales o aves.
  7. Yesca: si tienes hilo dental encerado, puedes servirte de él para hacer yesca y encender fuego. Corto trozos de hilo y desármalo en finas hebras.
  8. Sistema de Alarma: Amarrando varias latas a un sistema de gatillo con hilo dental, e instalándolos en el perímetro, puedes generar una alarma casera.
  9. Para cortar: Puedes cortar una torta simétricamente con el hilo, también queso o pan, y con harta paciencia, podrías cortar otros materiales usando el hilo dental como una sierra (por ejemplo, fruta)
  10. Improvisar una lanza: amarrando un cuchillo a un palo largo, podrás tener una lanza para defensa, o para cortar fruta sin subirte a los árboles.
  11. Crear un arco: Con suficiente hilo dental, puedes crear una cuerda, con la que puedes crear un arco para cazar.
  12. Coser botones y ropa: tal como sirve para suturar heridas, con hilo dental puedes coser algunos botones y desgarros de la ropa.
  13. Cierra una maleta o una carpa: No será como un candado, pero si le amarras hilo dental a los cierres, dificultará la entrada a la carpa o abrir la maleta. También podrás saber si alguien entró o te revisaron la maleta.
  14. Anudarte los zapatos: en caso que tus cordones se rompan o los necesites para otro uso, puedes amarrarte los zapatos usando hilo dental.
  15. Sellar una gotera: si no tienes cinta tipo teflón, puedes utilizar el hilo dental.
  16. Construir refugios: luego de crear algunas sogas o cordines, puedes fabricar algunos refugios sencillos, anudando ramas, alguna lona, etc.

Como puedes ver, un simple hilo dental te puede salvar en muchas situaciones, sin ocupar mucho espacio en tu kit. No dudes en colocar dos o tres unidades en tu kit de supervivencia.

Viviendo como un vagabundo

Es posible que la situación social, económica o una catástrofe haga necesario vivir en la calle. Para ello, es necesario conocer algunos trucos que conocen los vagabundos, con el fin de poder sobrevivir en ese mundo.

Actitud

Evita el conflicto y siempre ten una actitud proactiva y ganadora. No te dejes vencer por el miedo, pánico o ansiedad por el futuro. No esperes que la ayuda ni caridad de terceros te permita sobrevivir, ya que puede haber días en que no llegue la ayuda. Al final del día, gran parte de la supervivencia se gana con una mente determinada y luchadora. No te dejes vencer. Toma cada reto o problema por resolver uno a la vez y lleva un plan a cabo. Luego pasa al siguiente problema.

Se ingenioso

Sobrevivir en la calle requiere un gran ingenio. Utilizar materiales como el cartón o el papel de periódico para mantener el calor, donde conseguir agua o comida gratis requieren cierto ingenio. Lo importante es tener la mente abierta y despierta, y saber que todo problema tiene múltiples formas de ser resuelto.

Aprende a construir un refugio

La comida y el agua son importantes en la supervivencia, pero sin un refugio, en pocas horas podrías estar muerto. Tendrás que moverte seguido y reconstruir tu refugio cada vez con los materiales que encuentres cerca. Por lo tanto, debes ser un experto en la construcción y equipamiento de un refugio.

Lo principal es separarse del suelo y tener un techo que te cubra de la intemperie. Cualquier cartón grueso, madera, alfombra y ropa gruesa permitirá evitar la pérdida de calor por contacto con el suelo. En cuanto al abrigo, lo principal es abrigarse por capas, empezando de la más delgada a la más gruesa y finalmente una impermeable.

Viaja ligero y prepárate para moverte en cualquier minuto

Ya sea que te desalojen de donde tengas tu refugio, o cualquier otra causa, vivir y viajar liviano, implica una ventaja por cuanto facilita el movimiento y desplazamiento. La vida nómada requiere que tengas muy poco equipaje. Debes estar atento a las condiciones y cuando dejas de ser bienvenido en el barrio. Un carro de supermercado, un triciclo o una mochila es todo lo que necesitan para guardar y llevar sus pertenencias.

 Conoce bien la zona donde vives

Saber donde conseguir comida o agua, donde es peligroso pasar la noche o donde conseguir trabajo por el día te ayudarán en la tarea de sobrevivir.

Mantén un bajo perfil

En otras palabras, conviértete en un Hombre Gris.

Perros

Son una multiherramienta perfecta. Ayudan a mantener el calor, sirven de alarma y de defensa ante agresores. Siempre mantén un grupo de ellos a tu alrededor y serán tu mejor ayuda. Incluso pueden servir como transporte de equipo si es una raza grande.

Dos son mejor que uno

Si es posible, consigue un compañero/a. Sobrevivir de a dos es más fácil, y si es de a tres o cuatro, mejor aún. Aunque tiene el problema que es más difícil pasar desapercibido.

La Higiene es importante

Mantener el aseo y la limpieza previene enfermedades. El lavado de manos y de dientes evitará patologías gastrointestinales y potenciales caries y sus complicaciones. Andar limpio y oler bien permitirá que el resto de la población no te mire con desconfianza, e incluso pueden ayudarte más. Por último, la sensación de estar limpio (luego de una ducha reparadora) mejora la moral y el ánimo.

Evita cualquier conflicto

Involucrarse en un conflicto en las calles, significa una posible agresión y lesiones, incluso la muerte. No queremos estar lesionados en la calle, porque dificulta la supervivencia. Siempre será mejor el diálogo, ceder o huir.

Basado en este post.

El Vehículo de Supervivencia

Las situaciones de emergencia y supervivencia que hemos ido viendo en otros posteos pueden ser muchas. En algún momento, nos veremos en la necesidad de abandonar nuestra casa o refugio y andar en la carretera o en las calles de la ciudad. Aunque andar como mendigo, buscando refugios noche a noche, es una posibilidad cierta para la cual debemos estar preparados, tener un vehículo para moverse y donde sea posible vivir es una opción mucho mejor. Será nuestro refugio móvil, donde podremos dormir, cocinar y mantener nuestros elementos de supervivencia y alimentación, por lo cual debe contar con ciertas características que mencionaremos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debe ser un vehículo que pase desapercibido. Colores muy llamativos o un modelo lujoso serán rápidamente un foco de atención para posibles ladrones y violentistas. Debemos aplicar en nuestro vehículo las mismas recomendaciones que para el Hombre Gris. Idealmente debe ser un furgón, minivan, o SUV largo, para poder adecuarlo como vamos a ver más adelante. Idealmente 4×4 y diésel, para poder andar por terrenos difíciles y poder cargarlo con combustibles alternativos (alcohol, aceite) siempre que podamos hacer la conversión.

Una vez que tengamos el vehículo, deberemos modificarlo e incorporarle:

  1. Aislación del medio ambiente
    1. Aislación de suelo y paredes
    2. Cortinas
    3. Calefacción
    4. Ventilación
  2. Una cama
  3. Un baño
  4. Una pequeña cocina
  5. Depósitos de agua y aguas negras/grises
  6. Cajas y muebles para almacenar
  7. Fuente de Energía: Baterías de Gel de Litio, de ciclo profundo, con paneles solares, y turbina eólica. Sistema en 12V, con conversor a 220v.
  8. Cooler y/o Minirrefrigerador
  9. Calentador de agua (califont)
  10. Winche o cabestrante eléctrico
  11. Alarmas y sistemas de seguridad
    1. Sensor de monóxido de carbono
    2. Sensor de humo
    3. Sensor de gas
    4. Sensor de movimiento
    5. Films de seguridad en las ventanas
  12. Cubierta superior: Para descansar y poder vigilar el horizonte. Algo como una pequeña terraza.

En cuanto al equipo que debe tener nuestro vehículo de emergencia, pueden revisar el link al respecto.

Por ultimo, recordar que se debe incluir todos los ítems de emergencia y seguridad de cualquier vehículo:

  1. Chaleco reflectante
  2. Triángulos reflectantes
  3. Bengalas de seguridad
  4. Extinguidor
  5. Linterna
  6. Botiquín
  7. Dos ruedas de repuesto
  8. Sellante de pinchazos
  9. Estanque con combustible extra
  10. Compresor portátil
  11. Aceite de recambio
  12. Fusibles de reemplazo
  13. Correas de distribución de reemplazo
  14. Bomba y manguera sifón
  15. Cables para puente eléctrico
  16. Cables o cuerda para remoque
  17. Cortador de cinturón y rompedor de vidrio
  18. Pala
  19. Kit de herramientas para vehículo

En caso de vivir o viajar por zonas congeladas o con nieve en invierno, el vehículo de supervivencia debe estar acondicionado para dicho clima:

  1. Cadenas de nieve
  2. Anticongelante
  3. Lentes de sol (o antiparras para nieve)
  4. Calentadores automáticos
  5. Frazadas
  6. Muda de Ropa de invierno, que incluya guantes y gorros.

Como potabilizar el agua

En nuestra sociedad actual, creemos que es de lo más normal abrir la llave del agua en la cocina o el baño y que esta salga transparente y libre de gérmenes. Aunque no lo creamos, eso no es normal y requiere mucho esfuerzo. En una situación de emergencia, como inundaciones o terremotos, uno de los primeros problemas que se tiene es contar con agua potable. Si solemos subir cerros o salir a acampar, es frecuente verse en este problema: como conseguir agua y como hacerla potable.

El cómo conseguir agua lo trataremos en otra oportunidad, por lo que nos centraremos en como lograr que el agua que consigamos sea posible de beber.

El proceso de potabilizar el agua tiene dos fases principales:

  1. Filtración: en este paso logramos eliminar la mayor parte de las impurezas grandes que pueda tener, como arena, piedras, aceite, barro, hojas, etc.
  2. Potabilización: en este paso eliminamos gérmenes (bacterias, virus, protozoos) presentes en el agua, con el fin de poder beberla con seguridad, y no tener riesgos para la salud.
  3. Desalinización/Eliminación metales pesados y tóxicos: tercer proceso opcional, donde eliminaremos sal, metales y otros tóxicos.

Hay un tipo de sustancias en el agua que estos dos pasos generales no van a poder eliminar, por lo que dicha agua no será nunca bebestible a menos que realicemos algún tipo de tratamiento o manejo especial. Me refiero a los metales pesados, tóxicos y la sal. Para eliminar este tipo de sustancias, como la sal, el arsénico y otros productos tóxicos o venenosos, se requieren procesos industriales mayores, que difícilmente podemos lograr en la casa o en el cerro, por lo que no los trataremos en este texto.

Filtración

Este proceso, como decía, permite convertir un agua sucia y turbia en agua transparente y limpia, sobre la cual podemos trabajar después para convertirla en potable. Como veremos, hay sistemas que pueden realizar ambos procesos al mismo tiempo e incluso el tercero, de eliminar sal y tóxicos.

El sistema más simple de filtración es la decantación. Se toma una cantidad de agua y se deja reposar sin movimiento durante un período variable de tiempo. Con ello, las partículas pesadas como barro, arena, rocas y piedras se irán al fondo, mientras las livianas quedarán en la superficie, como hojas, trozos de madera, aceites. Después de este tiempo, bastará extraer el agua de la zona intermedia con cuidado y sin agitar, para lograr tener agua limpia. Una forma es aspirarla con una bombilla, o vaciarla lentamente en otro envase.

Otro sistema para eliminar material particulado grande es el uso de algún filtro, ya sea comercial o casero. Un sistema de filtro casero puede hacerse mediante una botella de plástico, en la cual se le ponen capas de algodón, arena fina limpia, carbón limpio, los cuales permitirán el paso del agua pero no de material contaminante.

Si no contamos con los materiales como para armar un filtro casero, podemos utilizar una simple camiseta o polera como cedazo para filtrar el agua. La suciedad quedará en la prenda y pasará exclusivamente el agua.

Potabilización (Esterilización)

Una vez que tenemos el agua clara y limpia, debemos someterla a algún proceso que nos permita beberla con seguridad de que no contiene virus o bacterias perjudiciales para nuestra salud. Es decir, hacerla potable.

Los métodos para esto son esencialmente tres:

  1. Hervir: el más antiguo de los métodos. Basta hervir el agua a 100º C durante 5 minutos para eliminar los patógenos que contiene. Se debe considerar la altura a la que nos encontramos, ya que en la montaña, a mayor altura, la temperatura a la cual hierve el agua es menor que a nivel del mar.
  2. Potabilización Química: mediante el uso de Cloro o Yodo, se elimina la mayoría (aunque no todos) los patógenos del agua. La dosis dependerá de la concentración de dichos elementos, pero para el Cloro que se vende en los supermercados como agente de limpiaeza, basta con dos gotas por litro de agua clara. Si el agua está turbia, aumentar a 4 gotas por litro. Se debe revolver el agua y dejarla reposar durante 30 a 60 minutos para eliminar el cloro y su característico sabor. En el caso del Yodo, se pueden usar Povidona Yodada 10% 4 gotas por litro. Dejar reposar 1 hora si está turbia y 30 minutos si es agua clara.
  3. Potabilización Ultravioleta: Mantener bajo la luz solar directa durante 12 horas la botella de agua de 1 o 2 litros.

Destilación

Por último, el sistema de destilación permite realizar los dos pasos anteriores de una vez, al evitarnos la necesidad de filtrar y potabilizar el agua. También permite eliminar varios, si no todos, los tóxicos y la sal contenida en el agua.

La destilación puede realizarse mediante el uso de fuego, hirviendo el agua y captando y condensando el vapor, o mediante el uso de la luz solar.

El agua destilada, como la nieve, puede consumirse sin grandes problemas. En caso de pérdida de sales minerales por sudoración, se puede agregar algo de sal y azucar.