Category: Preparacionismo

Planificación en Supervivencia y Emergencias

Hay un terremoto, una inundación o un incendio en el lugar en que vives y ahí te das cuentas que en cualquier momento puede venir una catástrofe que dañe tu casa, tu ciudad o tu país. Y te das cuenta que no te has preparado lo suficiente para esa situación, y que si llegara a ocurrir, estarías perdido, sólo y sin protección, intentando sobrevivir. Y te metes a internet, a páginas de preparacionistas (preppers), a grupos en Facebook o Whatsapp, con el fin de aprender y saber más sobre el tema.

No te preocupes, casi todos hemos pasado por lo mismo, pensando como protegernos a nosotros y a nuestras familias. Y la primera pregunta que se nos viene es ¿cómo empiezo?

Antes de empezar a comprar comida y equipo a lo loco, el punto más importante es detenerse y un hacer algunos análisis de riesgos ¿cuales son los riesgos mas probables, dada la zona donde vivo o trabajo?:

  • ¿Estoy en un país sísmico?
  • ¿Tengo un volcán cerca?
  • ¿Ocurren inundaciones en mi sector?
  • ¿Estoy en la costa y puede afectarme un tsunami?
  • ¿El cambio climático ha secado la zona y habrán sequías en el futuro?
  • ¿Estoy rodeado de bosques y puede haber un incendio?

Además de los riesgos de la naturaleza, hay que analizar posibles riesgos derivados del ser humano y la sociedad:

  • ¿Las condiciones socieconómicas del país hacen sospechar descontento social que podría llevar al país a condiciones de guerra civil o inestabilidad social?
  • ¿Estoy cerca de una central nuclear?
  • ¿El país esta sujeto a ataques terroristas?
  • ¿Hay alguna razón para que existan cortes de suministro de energía, agua o alimentos?
  • ¿Vivo cerca de algún tipo de industria química o biológica que pudiera ser un riesgo? Eso incluye vivir al lado de una Estación de Combustible o Gas.

Definiendo esos riesgos probables, podrás planificar para que situación te deberás preparar. Ten en cuenta que algunas situaciones pueden ocurrir simultáneamente, por ejemplo, desórdenes sociales y violencia después de un terremoto.

Si aún no tienes una casa definitiva, luego de hacer el análisis de riesgos potenciales recién mencionado, tal vez te sea bueno buscar un lugar adecuado, tal como revisamos en un post previo. Si no es posible cambiarte de casa o ciudad, tendrás que ajustarte a las condiciones que ya tengas.

Lo primero que debes preparar de forma general es una despensa, tal como revisamos en extenso en otro post. Además, debes preparar un set de herramientas básicas para reparaciones o arreglos de tu casa. También siempre es útil tener conocimientos de primeros auxilios, para cualquier necesidad.

Teniendo en mente los riesgos más probables que ya revisamos, lo segundo es prepararse en función de ellos.

Por ejemplo, si tienes un volcán cerca, será de suma importancia contar con un vehículo que te permita salir de la zona de riesgo con rapidez.

Si es una zona sísmica, tu casa debe tener una construcción adecuada que soporte terremotos importantes, y debes acondicionar el interior con ese fin. En este post puedes revisar el tema de los terremotos.

Si el riesgo de desórdenes sociales y saqueos es alto, la preparación debe ir enfocada a dicha situación. Defender tu hogar, métodos de defensa personal y hombre gris, te serán de utilidad.

Si tu hogar queda en la costa, debes considerar el riesgo de tsunamis, para los cuales desafortunadamente no hay mucho que hacer, excepto escapar rápido. Olvidate del auto, porque quedarás atascado en las calles junto a todos los otros autos que intentan escapar.

Hay riesgos que están siempre presentes en todo lugar, como los incendios y la posibilidad de una pandemia.

Si el riesgo es de apagones, tal vez sea buena idea producir tu propia energía, instalando paneles solares o una turbina eólica.

Si la sequía va en aumento, o hay riegos de cortes de agua por otras razones, el enfoque debe ser a ahorrar agua y almacenar la mayor cantidad posible.

Si los riesgos sociales son los que te preocupan, lo ideal es estar preparado para sobrevivir en el caos social y económico, como por ejemplo, aprender a hacer trueque.

Prepararse para cualquier catástrofe consume tiempo y bastante dinero. Focalizando los recursos hacia lo más probable, disminuiremos el gasto y será más fácil. Claro, siempre puede llegar un meteorito o aliens, pero eso es poco probable y si llegara a ocurrir, al menos ya estarás un poco más preparado.

Como ahorrar agua

Con los cambios climáticos que se avecinan, el agua será un bien cada vez más escaso. Es posible que existan guerras e invasiones  por esta razón, y grandes desplazamientos de gente debido a la sequía que afectará a gran parte de mundo. Será necesario por lo tanto hacer un uso restringido del agua. A continuación les dejo un listado de consejos para ahorrar el preciado elemento.

Cocina

  • Deja correr el agua del grifo sólo para enjuagar los platos y cierra el grifo mientras los enjabonas. Si tienes la posibilidad, llena dos fuentes grandes con agua. Una úsala para lavar, y la otra para enjuagar. Puedes usar el mismo lavaplatos para enjuagar si tienes un buen tapón.
  • Evita que los grifos goteen cuando no los estás empleando.
  • Utiliza el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno y utilizando un programa economizador del agua.
  • Lava las frutas y verduras en un recipiente y no bajo el grifo abierto. Para descongelar alimentos puedes hacer lo mismo.
  • Utiliza el agua del punto anterior para regar las plantas.
  • Remoja las ollas y sartenes unos minutos antes de fregarlas para evitar el gasto desproporcionado de agua.
  • Ten agua fría en el refrigerador. No tendrás que esperar cuando abras el grifo a que salga fresca.
  • Cambia los electrodomésticos a unos que tengan la etiqueta A+++, sobretodo lavadora y lavavajillas.

Baño

  • Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes.
  • Al lavarte las manos, mójatelas y cierra la llave mientras te jabonas. Ábrela para enjuagarlas.
  • Apaga la ducha mientras te lavas el pelo.
  • Dúchate en lugar de bañarte y no estés demasiado tiempo bajo la ducha. De ser posible, reduce la duración un par de minutos. Un buen truco es poner una radio y usar una canción que dure justo ese tiempo.
  • Vigila que el tanque del inodoro no tenga fugas de agua. Controla también que la cadena se cierra al vaciarse el depósito.
  • Comprueba que todos los grifos tienen aireadores de agua.
  • Tira el papel higiénico y otras basuras en la papelera y no en el inodoro, evitando así el uso absurdo del mismo. No uses el WC de basurero. Eso también te evitará que se tape.
  • Instala un difusor o aireador de la ducha y reduce su consumo a la mitad sin darte cuenta.
  • Mantén una botella de uno o dos litros llena dentro del estanque del WC. Eso reducirá el volumen de agua utilizada cada vez que tiras la cadena y, además, tendrás agua disponible en caso que se corte (terremoto por ejemplo)
  • Puedes instalar un sistema de reciclaje que utilice el agua del lavamanos para llenar el estanque del inodoro.

Jardín

  • Riega el césped y las plantas por la mañana o por la noche, evitando las horas de mayor evaporación del agua. En invierno puedes disminuir el riego a una vez a la semana.
  • En otoño, no saques las hojas del jardín. Así el pasto debajo se mantiene húmedo y no necesitas regar.
  • Revisa fugas en grifos, mangueras, bombas de agua, estanques, etc. Al estar en el jardín es fácil que no nos demos cuenta si hay una avería.
  • Usa una escoba en lugar de la manguera para limpiar exteriores y barrer hojas.
  • Riega a mano las zonas pequeñas y con aspersores las de mayor tamaño. Programa estos últimos y úsalos de manera eficiente siguiendo los consejos del fabricante.
  • Puedes instalar un sistema de riego por goteo para arboles o algunas plantas
  • Ten el césped limpio de vegetación y de arbustos, sobre todo en zonas de pendiente y más complicadas de regar.
  • Usa plantas y árboles que requieran menos agua.
  • Instala un sistema de recolección de agua de lluvia.

Piscina

  • Evita la evaporación del agua tapando la piscina cuando esto sea posible. Así evitarás además que se ensucie y no tendrás que recurrir tan constantemente a aparatos de limpieza como limpia-fondos.
  • Comprueba que no hay fugas. Para ello, señala el nivel de la misma y, pasadas 24 horas, comprueba que dicho nivel es el mismo. Apaga el dispositivo automático de llenado mientras haces esta comprobación.

Otros

  • Evita lavar el auto. Y si lo haces, usa un balde, no la manguera.
  • Cuando laves ropa, hazlo con la carga máxima de la lavadora.
  • Mantén ropa para andar en la casa, que puedes usar más días sin lavarla, y otra sólo para salir, que así se mantendrá más limpia y tampoco será necesario lavar todos los días.
  • Frecuentemente revisa todas las llaves y artefactos que usen agua y asegurate que no hay fugas o gotean.

Tienes algunos otros consejos para ahorrar agua? Déjalo en los comentarios.