Category: Recetas

Recetas de Supervivencia

El caos y una catástrofe puede venir en cualquier minuto, por lo que hemos mencionado la importancia de contar con una despensa de emergencia. Sin embargo, no siempre contaremos con muchos ingredientes. La ausencia de electricidad nos dejará sin alimentos congelados, ni podremos refrigerar las sobras, por lo que su reutilización debe ser rápida y de ello hablaremos al final de este post. Habrá escasa agua para cocinar. No habrán muchos combustibles así que sólo podremos utilizar lo que tengamos a mano, usualmente leña. En resumen, no será fácil preparar platos sabrosos y abundantes para todos. Lo importante es que contengan carbohidratos, proteínas y alguna grasa o aceite y que exista algo de variedad para no aburrir.

Las recetas dependerán de lo que se tenga a mano, de lo que puedan conseguir. Así que les dejo algunas recetas sencillas que pueden usar.

Tortillas

Sólo necesitas huevos, sal y especies, y cualquier vegetal o sobras de comida que puedas conseguir. Bate los huevos, pica los alimentos, revuelve todo y ponlo en un sartén. Recuerda incluir algunas gallinas en el plan de supervivencia para tener huevos frescos.

Tortilla de espaguetis

Ingredientes
  • 4 Huevos
  • Espaguetis que nos hayan sobrado de otra receta, aproximadamente 200 g,
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal al gusto
Preparación

Recalentar las sobras de espaguetis. Batir los huevos con un poco de sal. Poner los espaguetis en el bol donde hemos batido los huevos y mezclamos bien. Echamos todo a la sartén, con un poco de aceite de oliva. Dejar a fuego medio unos tres minutos por una cara hasta que vaya cuajando. Damos la vuelta a la tortilla con un plato y cuajamos la otra cara de la tortilla otro par de minutos, sacándola ya al plato donde la vayamos a servir.

Tortilla de lechuga o hojas de beterragas

Selecciona las mejores hojas de beterragas y pícalas. Puedes usar restos de lechuga picada también. Bate los huevos y agregalos a las hojas picadas. Pone en el sartén y cocina por ambos lados.

Tortilla Española

Ingredientes
  • 4 Huevos
  • Papas cocidas
  • Chorizo
  • Cebolla
  • Sal y Pimienta
  • Aceite de oliva
Preparación

Picar las papas y el chorizo en cubos pequeños. Cocinar el chorizo. Mientras, picar la cebolla en cubos pequeños, y luego cocinarla junto al chorizo. Batir los huevos. Mezclar todo junto. Calentar un sartén con aceite de oliva. Verter todo en el sartén y cocinar por ambos lados.

Pan, tartas y otras masas

Conseguir harina puede ser difícil después de una catástrofe, más si dura por muchos años. Deberás conseguir trigo y molerlo manualmente (recuerda incluir un molinillo manual en tu preparación). Si tienes suerte de conseguir harina, puedes preparar pan, tartas, pizzas y otros alimentos de masa. Si quieres que tu pan dure por más tiempo, evita el uso de levadura. Sólo necesitarás harina, agua y sal. Una vez cocinado, debes guardarlo en lugar fresco y seco. También pueden utilizarse otros granos o harinas, como por ejemplo Harina de Maíz para las Arepas. Las tartas y las pizzas tienen la gracia que pueden rellenarse con cualquier alimento, incluso sobras de otras comidas.

Chapati, Pan Plano o Churrascas

Ingredientes
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • ¾ tazas de agua
  • ½ cucharadita de sal
Preparación

Mezclar todos los ingredientes y amasar, amasar, amasar hasta obtener una masa elástica y homogénea. Dejar reposar 30 minutos. Cortar en 8 trozos del mismo tamaño y hacer bolitas con ellos. Uslerear, añadiendo harina según se requiera para que no se peguen, hasta obtener discos muy delgados. En una sartén muy caliente con apenas una película de aceite cocer el pan, unos dos minutos por lado, o hasta que le salgan burbujas y se comience a oscurecer.

Pan con ajo

Cortar una marraqueta o baguette en rodajas. Pelar varios ajos, machacarlos y mezclarlos con aceite de oliva. Untar las rodajas de pan en el aceite con ajo. Cocinar en sartén, horno o al fuego hasta que el pan esté dorado.

Sandwiches

Con los ingredientes que tengas a mano. No requiere gran preparación y algunos ni siquiera cocinar.

Colegial o Budín de pan

Ingredientes
  • 6 und. Pan añejo
  • 1 lt agua (o leche)
  • 1 1/5 taza azúcar granulada
  • 100 gr. Pasas morena
  • 1 cdta. de canela en polvo
  • 4 und. Huevos
  • 1 und. manzana mediana
Preparación

Trozar el pan y remojar con agua o leche por unos minutos. Incorporar 1 taza de azúcar, canela en polvo, pasas, manzana (picada o rallada) y huevos… unir todo con las manos o con cuchara de palo. Con 1/2 taza de azúcar restante, hacer cuidadosamente caramelo y colocar en el fondo de budinera y orillas. Una vez que este listo el molde (con caramelo), colocar mezcla encima. Meter al horno aprox. 30 minutos temperatura de 170° a 180°evisar igual que un queque o un bizcocho (con una palo de brochetas, cuando el palo salga seco… estará listo). Desmontar y dejar enfriar

Buñuelos de pasta

Ingredientes
  • Sobras de un plato de pasta.
  • Un vaso y medio de harina de trigo.
  • Yema de huevo.
  • Clara de huevo.
  • Vaso de leche.
  • Aceite de girasol.
Preparación

En un bol vierte las sobras de pasta. Añade la leche, la harina y la yema y mézclalas con la pasta hasta que no haya grumos. Bate la clara al punto de nieve e incoropórala a la mezcla. Remueve todo bien hasta formar un engrudo homogéneo. Calienta en una sartén el aceite. Cuando alcance una buena temperatura para freir, con ayuda de dos cucharas vierte porciones de la mezcla. No es necesario darle forma redonda a los buñuelos.

Salmorejo rápido

Rápido y fresco, aprovecha el pan que se queda duro durante el verano

Ingredientes
  • Pan duro
  • 3 o 4 Tomates maduros
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • 1 diente de ajo (pequeño)
  • Sal
Preparación

Mete el pan troceado y el tomate en una batidora con aceite de oliva, vinagre y sal. Triturar hasta que tenga una textura cremosa. Reservar en el refrigerador hasta cuando se vaya a comer. Sirve para acompañar huevo duro, jamón, atún. También puedes usarlo en una tostada en el desayuno.

Pan rallado o Crutones

Podemos aprovechar el pan duro picándolo en una picadora eléctrica o con un rallador. Para eliminar la humedad del pan y poder conservarlo por más tiempo, hay que deshidratarlo en el horno a 150ºC durante 10-20 minutos. Cuanto más fresco esté el pan, más tiempo necesitará deshidratarse.

El pan duro también puede usarse para hacer crutones, Pica el pan en cubos y fríe en un poco de aceite. Puedes acompañar con ellos sopas y otros platos.

Tortillas/Tacos Tex Mex

Si tienes tortillas o tacos añejos o en una cantidad insuficiente para todos, puedes hacer unas tortillas Tex-Mex. Saltear cebolla picada con tomate, jalapeño y cilantro, agregar huevo para hacer una especie de huevos revueltos. A esto le añades las tortillas cortadas y las salteas. Revuelve. Adorna con las opciones tradicionales mexicanas como queso, crema agria, porotos negros y salsas y tendrás una comida abundante y sin esfuerzo.

Tiras de Tortillas

Las tortillas añejas también puedes cortarlas en tiras, sazonarlas con aceite de oliva y sal y hornearlas hasta que queden crujientes. Usa estas tiras crujientes para cremas, ensaladas o para dipear con guacamole.

Budín con Arándanos

Ingredientes
  • Pan duro
  • Media lata de leche condensada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 taza y media de azúcar
  • Media taza de almendras picadas
  • 1 taza de leche
  • 2 huevos batidos
  • 1 barrita de mantequilla sin sal
  • Media taza de arándanos secos
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
Preparación

Remoja el pan para que se ablande y después refrigera por al menos dos horas. Después de ese tiempo saca del refrigerador.

En un sartén pon el azúcar a derretirse hasta obtener un caramelo color ámbar. Vierte el caramelo en un molde para horno.

Bate los huevos y agrega el pan, los arándanos, las almendras y trozos de la barra de mantequilla. Bate esta mezcla en el molde que tiene el azúcar.

Precalienta en un horno a una temperatura de 180º durante 30 minutos y después sirve.

Verduras y Ensaladas

Igual que con las tortillas, cualquier vegetal bien sazonado puede servir en una ensalada. Consigue tomates, alguna lechuga, papas, pepinos, zapallos italianos, zanahorias, acelgas.

Pejerrey Falso

Ingredientes
  • Tallos de acelga (también pueden hacerse con porotos verdes cocidos)
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de harina
  • Sal y pimienta
  • Aliño completo
  • Aceite para freir
Preparación

Revolver los huevos con la harina y los aliños. Pasar los tallos por la masa y luego freír.

Patatas a la importancia

Ingredientes
  • 4 patatas de tamaño mediano-grande.
  • Harina.
  • 2 -3 huevos.
  • Media cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Perejil.
  • Aceite.
  • Un chorro de vino blanco.
  • Agua.
Preparación
Se cortan las patatas en rodajas de alrededor de 1 cm. de grosor. Se salan y se rebozan en harina y huevo. Se echan a una sartén donde hayamos puesto aceite a calentar (se hace más rápido si hay abundante aceite en la sartén, pero para mi queda demasiado aceitoso, aunque se pueden escurrir en papel absorbente de cocina). Se fríen vuelta y vuelta para que se dore el rebozado y se ponen en una cazuela, unas encima de otras. Mientras, se cuece un huevo y se reserva.
En el aceite que ha sobrado (si es demasiado se quita hasta que cubra ligeramente el fondo) se echa la media cebolla, el ajo y el perejil picados finamente. Se rehoga a fuego lento hasta que la cebolla quede bastante transparente pero sin que se poche. Se echa un vaso de agua y un chorrito de vino blanco y se deja cocer un par de minutos. Se echa la mezcla sobre las patatas, se tapa la cazuela y se pone a fuego medio a cocer durante unos 25 minutos o hasta que al pinchar las patatas se vea que están blandas. Hay que tener cuidado de que no se evapore todo el caldo, así que si se quedan secas se echa un poco más de agua y asunto arreglado.
Del huevo que se había cocido se separa la clara de la yema. La yema se machaca con un poco del caldo de las patatas y se echa sobre éstas (sirve de espesante y no es tan pesado como la harina). La clara se pica en trozos pequeñitos sobre las patatas como un elemento decorativo y ¡voilà!

Papas rústicas

Se pueden preparar en casa horneando las cáscaras con sal, aceite de oliva y romero. Quedarán crujientes y listos para servir como aperitivo junto a una salsa.

Tallos de brocoli o beterragas

Pica los tallos. Cocínalos al vapor o saltealos y agrégalos a ensaladas o guisos.

Porotos

Son un imprescindible en cualquier despensa, por su facilidad de almacenaje, aunque tienen el problema de necesitar mucha agua para su preparación. Deja remojando los porotos durante la noche. Al día siguiente, cocínalos. Cuando estén blandos, agrega el arroz y cocina por 30 minutos más. Sazona con cebolla, ajo, pimienta.

Porotos con Riendas

Ingredientes
  • 2 ½ Tazas de porotos (remojados de un día para otro)
  • ½ Kg de Zapallo pelado y trozado
  • 1 Tableta de caldo de longaniza
  • 2 Cucharadas de aceite
  • ½ Cebolla cortada finamente
  • 2 Dientes de ajo picados finos
  • 1 Cucharadita rasa de ají de color
  • ½ Cucharadita de orégano y comino molidos
  • ¼ Paquete de tallarines partidos por la mitad
Preparación

Junta los porotos y el zapallo en una cacerola con 1 ½ litro de agua caliente con la tableta de caldo de longaniza desmenuzada, cocina a fuego fuerte durante 25 a 30 minutos o hasta que estén bien cocidos. Mientras y aparte calienta una sartén con el aceite indicado y agrega la cebolla con el ajo, saltea durante unos minutos hasta ablandarlos levemente. Condimenta con el ají color y el orégano, cocina nuevamente durante unos minutos mas. Agrega este sofrito a la olla con los porotos y agrega los tallarines, cocina durante 8 a 10 minutos aproximados hasta cocer los fideos completamente y espesar la preparación. Una vez listo sirve cuando gustes acompañado de una ensalada de tomates o apio si es de tu gusto.

Porotos con Chorizo

Ingredientes
  • 450 g de porotos hallados
  • 250 g de chorizo
  • 700 g de zapallo
  • 300 g de cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • Tallarines
Preparación

Tomamos el poroto que previamente debió haber estado en remojo desde la noche anterior, para escurrirlo y lavarlo. Posteriormente lo colocamos en una olla con agua hirviendo. Agarramos el zapallo y removemos su corteza, luego lo cortamos en pequeños trozos y agregamos a la olla con porotos. Revolvemos la olla y su contenido agregando un poco de sal y aceite, dejándolos cocer por 35 minutos a fuego alto. En una sartén vertimos un chorrito de aceite y temperamos mientras cortamos la cebolla en cubitos. Luego cortamos el chorizo en rodajas y agregamos junto a la cebolla para sofreír. Una vez sofrito todo, dejamos reposar.

Luego de cocer los porotos y el zapallo por 35 minutos, agregamos el chorizo y la cebolla sofritos a la olla. Revolvemos y en este proceso el zapallo comenzará a destrozarse. Dejamos cocinar esta preparación por cinco minutos. Tomamos los tallarines y los partimos a la mitad para agregar a la olla con los porotos y el chorizo. Dejamos cocinar por cinco minutos más y servimos. Al momento de servir se puede realzar el sabor y decoración de este plato con unas ramitas de romero en su tope.

Porotos granados

Ingredientes
  • 4 tazas de porotos granados
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 taza de tomate
  • 1/2 cucharadita de ají de color
  • 1/4 kg de zapallo
  • 3 hojas de albahaca
  • 3 tazas de choclo desgranado
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 litro de agua hirviendo
  • Sal y pimienta
Preparación

Deshojar los choclos, eliminar los pelos y cortar para sacar los granos de cada coronta. Reservar.

Lavar, pelar y cortar la cebolla, el tomate y las hojas de albahaca en cubitos. En una olla, sofreír la cebolla y el ajo machacado, agregar el tomate. Revolver y condimentar con sal, pimienta y ají de color. Agregar a la olla los porotos y el agua hirviendo. Cocinar por 15 minutos, revolviendo de vez en cuando. Añadir el zapallo cortado en cubos y cocinar nuevamente durante 15 minutos, hasta completar la cocción. Agregar el choclo molido y albahaca. Cocinar revolviendo constantemente durante 15 minutos hasta que espese y esté bien cocinado. Retirar del fuego y servir.

Arroz y Cereales

El arroz es fácil y rápido de cocinar, aunque requiere algo de agua. También es fácil de almacenar. Prepara arroz y acompáñalo con cualquier proteína.

Además de arroz, otros cereales pueden usarse para recetas básicas.

Tortilla de Arroz

Ingredientes
  • 250 gr. de arroz blanco o del que te haya sobrado del día anterior (pilaf, risotto, a lo pobre..)
  • Media cebolla
  • 1 pimiento verde tipo italiano y ¼ de pimiento rojo.
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen.
  • Queso (opcional).
  • Sal.
Preparación

Sofríe la cebolla y los pimientos: En una sartén, con un chorrito de aceite de oliva virgen, empieza a sofreír los pimientos picados, y al poco media cebolla o una (según el tamaño) también picada, hasta que queden los vegetales pochados.

Bate los huevos y mézclalo en la tortilla de arroz: Bate los huevos en un bol e introduce allí el arroz con los vegetales. Mézclalo todo bien en el recipiente. Puedes añadirle un poco de queso si crees que pegará bien con tu tortilla de arroz.

Añade la mezcla a la sartén antiadherente: Cuando esté muy caliente y con un hilito de aceite de oliva virgen. Tras unos minutos, cuando los bordes estén cuajados, dale la vuelta con gracia, utilizando una tapa o un plato. Deja que se haga la otra mitad (unos minutos más) y ya tendrás lista tu tortilla de arroz.

Gachas

Son un plato sencillo que se prepara cociendo granos de avena (normalmente molidos, aunque también machacados, cortados o en harina de avena) u otros cereales o legumbres en agua, leche o una mezcla de ambas. Suelen servirse calientes en un cuenco o plato. Avena y sémola son las más frecuentes, pero puede usarse arroz, trigo, cebada o maíz. Toma distintos nombres dependiendo del ingrediente y de la localidad:

Gachas de Avena
  • Porridge: en Reino Unido, también conocido como Oatmeal en EEUU
  • Zacierka: un desayuno tradicional polaco hecho con leche caliente, y a veces azúcar y mantequilla.
  • Mingau de aveia (avena hervida en leche), un desayuno o guarnición brasileño.
  • Yod kerc’h, una papilla de avena salada tradicional en Bretaña, Francia.
Gachas de Maiz
  • Grits, ground hominy, habitual en el sur de Estados Unidos, servidas tradicionalmente con mantequilla, sal y pimienta.
  • Atole (México), una bebida elaborada cociendo harina de maíz en agua o leche.
  • Pozole (México).
  • Gofio (Islas Canarias), harina de maíz tostada con la que a veces se elaboran gachas.
  • Polenta (Italia)
  • Champurrado o atole de chocolate (México), con azúcar, leche y chocolate. En las Filipinas, se llama champorado y suele ser de arroz con azúcar, leche y chocolate.
  • Cornmeal mush (‘puré de harina de maíz’), plato tradicional de los estados atlánticos del sur y el centro de los Estados Unidos.
  • Uji (África Oriental-Kenia), gachas espesas hechas comúnmente con harina de maíz mezclada con sorgo y muchas otras harinas diferentes, con leche o mantequilla y azúcar o sal. El Ugali, un plato más sólido, se elabora con harina de maíz, igualmente mezclada a menudo con otras. Estos dos platos, bajos otros nombres, son alimentos básicos en gran parte del continente africano: pap (Sudáfrica), sadza (Zimbabue), nshima (Zambia), tuwo u ogi (Nigeria), etcétera
  • Phutu ​(Sudáfrica): una gacha tradicional bantú que se suele comer con frijoles, carne o gravy y que está hecha de mielie-meal.
  • Pease pudding (‘budín campesino’) o peasemeal (‘comida campesina’), hecho de guisantes secos y tradicionales de Inglaterra y Escocia.
  • Maicena con leche (Chile), papilla hecha con Maicena y azúcar disueltas en leche hirviendo.
  • Rubaboo, hecho con maíz y guisantes secos y grasa animal.
Gachas de patata
  • Comidas en Noruega. Es una pasta espesa, casi sólida, hecha de patata cocida mezclada con leche y cebada.
Gachas de cebada
  • Tsampa, una harina tostada, normalmente de cebada, comida en el Tíbet, a menudo mezclada con té y mantequilla.
Gachas de trigo
  • Cream of Wheat (‘crema de trigo’) o Farina.
  • Sémola con leche (Chile), papilla de sémola hervida en leche con azúcar y especias dulces.
  • Frumenty, gachas de trigo hervido comido desde la época romana, a veces con fruta o carne añadida.
  • Wheatena, marca comercial para las gachas de trigo integral.
  • Dalia, unas gachas simples hechas con trigo roto. Es un desayuno habitual en el norte de la India. Se cocinan con leche o agua y se comen con sal o azúcar añadida.
  • Upma, gachas de sémola frita tradicionales en el sur de la India, condimentadas con ghi (mantequilla clarificada), cebolla frita, granos de mostaza tostados y hojas de curry, acompañadas a menudo con verduras u otros ingredientes, como patatas, guindillas secas y fritas, coliflor frita y cacahuetes o anacardos tostados.
  • Mannapuuro (Finlandia), postre tradicional elaborado con sémola.
  • Gachas de crema agria (Noruega), hechas con harina de trigo cocida en crema agria con una textura muy suave y ligeramente líquida. Se sirven con azúcar, canela, carne curada o incluso huevo duro según las costumbres locales.
  • Gachas terciopelos o con mantequilla (Noruega), consisten en una generosa cantidad de roux hecho de harina de trigo y mantequilla, añadiendo leche hasta que puede servirse como unas gachas espesas.
  • Ulpo (Chile), Harina de trigo tostado mezclada con azúcar y leche o agua.
Gachas de arroz:
  • Arroz con leche, Arroz hervido en leche con especias dulces y azúcar.
  • Rizogalo (Grecia), unas gachas de arroz tradicionales cocinas en leche de cabra u oveja y servidas con espolvoreadas con canela.
  • Cream of Rice, una marca estadounidense de gachas de arroz, cocidas en leche o agua con azúcar o sal.
  • Congee, un plato de arroz cocido común en el este, sureste y sur de Asia:
    • Congee chino, que puede servirse con huevo centenario, huevo de pato en salazón, cerdo, cilantro, fideos wonton fritos o you tiao (tiras de masa frita).
    • Bubur (Indonesia y Malasia), del que existen muchas variantes regionales, como el bubur sumsum, hecho con harina de arroz cocida con leche de coco y servida con salsa de azúcar de palma, o el bubur menado, gachas de arroz mezcladas con varias verduras y tomadas con pescado salado frito y salsa picante (sambal).
    • Kayu (Japón), con sal y cebolleta.
    • Juk (Corea), con marisco, piñones, setas, etcétera.
    • Kao dom (Tailandia), con cilantro, huevos de pato en conserva, salsa de pescado, pimiento chile en tiras, brotes de mostaza encurtidos o repollo en salazón, escamas de pimiento rojo, etcétera.
    • Cháo (Vietnam), arroz, agua, caldo de ternera (cháo bò) o de pollo (cháo gà), jengibre, salsa de pescado, y servido a menudo con cebolleta, ensalada de repollo y palitos de pan frito.
    • Lugaw o arroz caldo (Filipinas), con azafrán, jengibre y a veces carne. Otros ingredientes menos comunes son el huevo duro, el pimiento, la guindilla, el puto, el lumpiang toge, el tofu, la salsa de pescado, la salsa calamansi, el toyo y la cebolleta. Es un plato callejero habitual.
Gachas de quinoa
  • Quinoa de Carretilla (Perú): Gachas de quinoa aromatizado con cáscaras de manzanas, cáscaras de piña, canela y clavos de olor. Disuelta en fécula de papa con trozos de fruta.
Gachas de mijo
  • Oshifima u otjifima, unas gachas de mijo perla que son un alimento básico del norte de Namibia.
  • Gachas de mijo (Oriente Medio), a menudo condimentadas con comino y miel.
  • Munchiro sayo, típicas de la gastronomía ainu (norte de Japón).
  • Milium in aqua, unas gachas de mijo hechas con leche de cabra que se comían en la Antigua Roma.
Gachas de sorgo
  • Tolegi, almuerzo típico del verano en Nueva Guinea.
  • Tuwo u ogi (Nigeria), que también pueden hacerse con maíz.
Gachas de centeno
  • Rugmelsgrød (Dinamarca), una cena tradicional de la isla de Bornholm, hechas con centeno y agua.
  • Ruispuuro (Finlandia), desayuno tradicional.

Gruel

Receta consistente en algún tipo de cereal (harina de avena, trigo o centeno, o también arroz) cocido en agua o leche. Es una versión más clara de las gachas, que a menudo se bebe más que se come e incluso puede no necesitar cocción. Históricamente el gruel, hecho a menudo de mijo o cebada, o en épocas de hambruna con harina de castaña e incluso de las bellotas menos tánicas, ha sido un alimento básico de la dieta humana, especialmente entre los campesinos. Los plebeyos romanos comían solo el gruel básico de la época clásica, complementado con aceite, la más humilde verdura y pescado salado.

En la Edad Media los campesinos podían evitar el diezmo cobrado normalmente en especia, por el grano molido en el molino del terrateniente, asando el cereal, para hacerlo digerible, y machacando pequeñas cantidades en un mortero casero y, en lugar de cocer la pasta resultante en el hogar, remojándola en un caldero con agua o, si podían permitírselo, leche.

El gruel de maíz fue en tiempos una de las principales fuentes de alimento para muchos pueblos mesoamericanos, como los mayas y los aztecas. El atole era una receta de maíz molido que a menudo se condimentaba con pimiento chile y sal. Podía consumirse o beberse como una importante fuente de calorías y para calmar la sed.

Sopas y caldos

Puedes hacer sopas con cualquier ingrediente que tengas a mano. Lo importante serán también los aliños que le agregues.

Caldo con sobras de verduras

Ingredientes
  • Sobras de diferentes verduras: Piel de cebolla, tallos y hojas de apio, cáscara de zanahoria, tallos de champiñones, hojas y tallos de perejil y cilantro. Evita las sobras de coliflor, repollo y brócoli, ya que estas amargarán tu caldo de verduras.
  • 5 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Una cebolla grande.
  • Dos zanahorias completas.
  • 8 tazas de agua.
  • 2 hojas de laurel.
Preparación

Junta los restos de una semana, guardándolas en un bolsa en el congelador.

En una olla fríe los ajos, la cebolla y las zanahorias picadas con aceite de oliva, más o menos por 5 minutos. Agrega todas las sobras de verduras, las tazas de agua y las hojas de laurel y deja hervir.  Cuando haya hervido, sigue cociendo a fuego lento, por 45 minutos. Deja enfriar tu caldo de verduras y coloca en frascos si es que lo vas a utilizar en los próximos tres días, sino, colócalo en bolsas de plástico y guarda en el congelador.

Caldo de huesos

Ingredientes
  • Restos de huesos de pollo, costillar de cerdo o huesos de vacuno
  • Cebolla
  • Ajo
  • Sal y Pimienta
Preparación

Cocina los restos en agua con el ajo, cebolla picada y sal y pimienta durante al menos 12 horas. Es un proceso lento, pero la paciencia es definitivamente una virtud con un buen caldo de huesos; de hecho, cuanto más tiempo mejor.

Sopa de ajos

Utiliza pan añejo, algunos ajos, tomate y aceite. Pon en un sartén con aceite los ajos y fríelos. Cuando estén dorados, agrega el tomate y luego el pan en rebanadas. Cuando estén bien sofritos, agrega un litro de agua y sal y cocina un poco más. Antes de servir, puedes agregarle algo de comino y ají de color.

Sopa de Cebolla

Ingredientes
  • 1,5 lt de caldo de vegetales con base de zanahoria, puerro y cebolla
  • 12 rebanadas de pan tostado añejo
  • Queso Rallado
  • 1 diente de ajo
  • 3 cebollas
  • aceite de oliva
Preparación

Prepara el caldo: Corta trozos bien pequeños de todos los ingredientes. Sofríe en un sartén y luego añade el caldo y deja que se cuezan todos los ingredientes, al menos 20 minutos.

Corta las cebollas en trozos pequeños, saltealas en un sartén con aceite de oliva hasta dorarlas. Añade el caldo y deja cocer por 25 minutos.

Unta las rodajas de pan en el ajo y fríelas en un sartén con aceite de oliva. Luego añade el pan a la cazuela. Por último, agrega un poco de queso rallado sobre el caldo y gratinalo en el horno por unos 5 minutos.

Opcionales: puede agregar un chorrito de vino blanco y una cucharadita de mantequilla a la preparación para mayor sabor. Si pones una cucharadita de harina, la sopa tendrá más cuerpo.

Pantrucas

Una receta chilena que puede tener muy pocos ingredientes.

Frutas

Los restos de las frutas también pueden utilizarse para preparar algunas comidas.

Jalea o Jarabe de Fruta

Ingredientes
  • 1.200 gramos de cáscaras y semillas de un tipo de fruta, por ejemplo: membrillo, manzana, pera.
  • 2 litros de agua.
  • 300 gramos de azúcar.
  • Zumo de un limón.
Preparación

Hervir durante 45 minutos las cáscaras y las semillas con el agua. Filtrar el líquido obtenido a otro recipiente con una tela de algodón sobre el colador. Agregar azúcar y zumo.

Continuar cocinando y espumando hasta obtener la consistencia de “hilo fuerte”. Dejar enfriar. Poner en botes esterilizados. Puedes agregar algunas especies para lograr otros sabores:

  • Manzanas – Canela
  • Naranjas – Agua de azahar
  • Ciruelas – Clavo de olor y/o bayas de pimienta
  • Pera – nuez moscada
  • Nísperos – Jengibre

Queque de Plátano

Ingredientes
  • Plátanos negros y remaduros
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, o aceite
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • pizca de sal (omitir si usan mantequilla con sal)
  • 2 tazas de harina sin polvos de hornear
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1 taza de leche
Preparación
  • Precalentar el horno a 180C.
  • Enmantequillar y luego enharinar un molde de queque (8-10 tazas de capacidad), golpearlo de cabeza un par de veces para botar el harina sobrante.
  • En un bol amplio batir con un tenedor la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una pasta, agregar un huevo, revolver con movimientos circulares hasta que obtengan una crema, agregar el otro huevo, repetir.
  • Agregar la pizca de sal y el plátano molido. Revolver bien.
  • Agregar 1 taza de harina y los polvos de hornear revolver gentilmente con movimientos circulares unas 5 veces.
  • Agregar la leche y seguir revolviendo hasta obtener una crema.
  • Agregar el harina restante y revolver gentilmente hasta que se incorpore. No revolver demasiado para que no les quede duro el queque, si quedan algunos grumos no importa.
  • Volcar el batido en el molde y hornear por 35-40 minutos hasta que este dorado y al enterrar un palito este salga limpio.
  • Dejar enfriar fuera del horno por 10 minutos, desmoldar.

Cáscaras de limón o naranja

Lávalas bien, luego rállalas y congélalas en pequeñas porciones. Tendrás ralladura de limón para preparar queques, galletas, agregarlo a tus ensaladas, aromatizar diferentes preparaciones como pollo al horno o algún pescado. También puedes aprovechar la cáscara entera para infusiones de limón o agregándola al té.

Fruta picada

Para que no se oscurezcan, prepara un almíbar ligero y baña con él la fruta.

Carnes

Junta los restos de carnes, raspando los huesos. Usa esos restos para preparar unas ricas sopas tipo carbonadas, o bien las puedes congelar y agregarlas luego a alguna salsa boloñesa, a una pizza, lazaña o arroz. También puedes picar el pollo o la carne sobrante y úsala para unas croquetas.

Jerky

Carne deshidratada y sazonada. Elige cortes libres de grasa (ya que se pone rancia) y pasalos por sal, polvo de ajo y de cebolla. Luego pon las tiras de carne a secar. Este puede utilizarse en cualquier preparación que requiera carne desmenuzada o picada, o también para algún caldo.

Ajiaco

Ingredientes
  • 300 grs de carne asada, puede ser más
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla grande o 2 cebollas medianas
  • 4 papas medianas
  • 2 ajos
  • 1 trozo pequeño de pimentón rojo
  • Orégano, ají color, merkén
  • Sal y pimienta
  • Un huevo por persona
Preparación
  1. Cortamos la carne en tiras y las papas a lo largo (en juliana). Reservar.
  2. Se corta la cebolla en pluma y se coloca en una olla con el aceite, se fríe por unos minutos, luego agregamos el ajo y el pimentón. Enseguida añadir la carne y los aliños (sal, pimienta, ají color, orégano, merkén). Luego se echan las papas y finalmente agrega el agua.
  3. Se cocina por unos 20 minutos.
  4. Mientras tanto podemos pochar el huevo o simplemente cocinarlo por 10 minutos en agua hervida.
  5. Se sirve en un plato hondo y se puede optar por colocar el huevo al principio o al final. Luego el caldo y resto de ingredientes. Se coloca encima perejil picado y merkén (optativo).

Otros alimentos

Algas

Si tienes la suerte de vivir cerca del mar, hay algunas algas que se pueden consumir en distintas preparaciones: cochayuyo, ulte, chicoria de mar, luche.

Bebidas sin gas

Utiliza el líquido sin gas para hacer cubitos de hielo y enfriar otras bebidas.

Café de trigo

Puedes hacer un café sin café, tostando semillas de trigo. Puede prepararse con otros cereales también.

Las sobras

Con las sobras de las comidas, puedes preparar nuevos platos. Es importante que esto sea realizado lo antes posible, ya que sin refrigeración, los alimentos se dañaran muy rápido. Aquí les dejo algunos consejos para maximizar el uso de las sobras.

Guarda los restos en recipientes hermético o bien envueltos. Si no alcanza para una comida, puedes juntar los restos de varias comidas. Consúmelo lo más pronto posible. Si es poca, puedes usarlo para alguna otra receta.

Congelar puede ser difícil si no hay electricidad. Si tienes congelador, puedes congelar caldo o guisos. Recuerda no llenar el recipiente o puede explotar al expandirse al congelarse.

Desgrasa los caldos antes de congelar, ya que se ponen rancios al descongelarse. Lo más fácil es enfriarlos y dejar que la grasa se forme en la superficie. Ahí es fácil de retirar.

No agregues mucha sal. Siempre puedes agregar después.

Si tienes mucha fruta o verdura y no alcanzas a consumirla antes que se dañe, puedes hacer conservas o mermelada.

Si te sobran claras de huevo, se pueden congelar para usarlas en otras recetas.

Si te sobran yemas, al congelarlas enteras se quedan duras, por lo que recomendamos que previamente las batas ligeramente sin que espumen y añadas sal o azúcar dependiendo de la receta que vayas a elaborar posteriormente. Para recetas dulces como bizcochos o magdalenas le debes añadir 15 g de azúcar por cada ½ litro de huevo. Si es para recetas saladas como tortillas puedes utilizar 5 g de sal por cada ½ litro de huevo.

Pollo al Curry

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1-2 cucharaditas de curry en polvo
  • 3 cucharadas de aceite
  • 200 cc crema de leche
  • Sal y Pimienta a gusto

Preparación

Cortar las pechugas en cubos medianos (2 cm). Sazonar y dorar en el aceite. Reservar.

Rallar la cebolla y freírla en el mismo aceite anterior hasta que esté transparente. Añadir entonces la crema de leche y el curry en polvo.

Echar el pollo y dejar cocer, removiendo de vez en cuando hasta que la salsa espese un poco.

Servir caliente, acompañado de arroz blanco por ejemplo.

Puede agregar algunas nueces o maní molido.

Postre Leche condensada, coco y limón

Este es un postre que preparaba mi abuela. Es como un flan, cubierto de merengue.

Base o masa:

  • 1 tarro de leche condensada
  • 50 gr de coco rallado
  • 100 cc Jugo de limón
  • 1 yema de huevo

Mezclar todo bien y poner en una fuente o pocillos individuales.

Merengue:

  • 2 claras de huevo batidas a nieve
  • 100 grs. de azúcar en almíbar

Cubrir la base con el merengue.

Meter todo al horno a 180º por 15 a 20 min. Dorar el merengue en el horno o con soplete.

Si tienen chocolate pueden fundir y aplicar sobre el merengue, quedará algo más parecido a un Prestigio.

Chupe de Locos de la Margarita

Esta receta la preparaba mi madre, por lo que prepararla es recordarla. Un abrazo al Universo para ella.

Ingredientes: para 6 u 8 personas
2 docenas locos medios (4 cms.)
1 kilo jibia
3 panes (marraquetas)
1/2 taza de leche
2 cebollas (picadas muy fina)
1 pimiento morrón chico (picado muy fino)
6 dientes Ajo y pimienta a gusto
250 grs. de crema Nestlé
1/2 taza queso parmesano para rallar
1 cda. salsa de tomate
Aceite
1 cucharadita de páprika o merkén
1 par de cucharadas de vino blanco

Preparación:
En una olla con agua y sal, primero apalear los locos y luego cocerlos hasta que estén blandos (45 min. aprox.); picarlos en trozos pequeños pero que se noten. Reservar el caldo!
Sacarle la corteza a las marraquetas y remojar el pan en la leche y un poco de caldo de cocción y pasar por cedazo.
En una sartén con aceite normal freír la cebolla. Ir agregando pimiento rojo bien picadito y los ajos al final; luego los locos y la jibia (picarla en la moulinex). Luego agregar la crema e ir incorporando de poco el pan remojado (sin corteza), 1/4 taza de queso rallado, el vino, el caldo de cocción de los locos (lo necesario para hacer un guiso suave, y condimentar con sal y pimienta, agregar una cucharada de salsa de tomate para el color.
Opcional: le puedes echar un poco de paprika o merkén para el toque.

Luego, poner esta preparación en pocillos de greda aceitados, agregar encima el resto del queso parmesano rallado y llevar al horno previamente calentado a 180° por aprox 30 min. para Gratinar (o hasta que se derrita el queso).
– Guardar un loco grande para decorar: se ponen las lonjas a lo largo
– Si no van a ser pocillos individuales, mejor agregarle pan rallado en vez de marraqueta remojada, para que quede más amoldado.