Como potabilizar el agua

En nuestra sociedad actual, creemos que es de lo más normal abrir la llave del agua en la cocina o el baño y que esta salga transparente y libre de gérmenes. Aunque no lo creamos, eso no es normal y requiere mucho esfuerzo. En una situación de emergencia, como inundaciones o terremotos, uno de los primeros problemas que se tiene es contar con agua potable. Si solemos subir cerros o salir a acampar, es frecuente verse en este problema: como conseguir agua y como hacerla potable.

El cómo conseguir agua lo trataremos en otra oportunidad, por lo que nos centraremos en como lograr que el agua que consigamos sea posible de beber.

El proceso de potabilizar el agua tiene dos fases principales:

  1. Filtración: en este paso logramos eliminar la mayor parte de las impurezas grandes que pueda tener, como arena, piedras, aceite, barro, hojas, etc.
  2. Potabilización: en este paso eliminamos gérmenes (bacterias, virus, protozoos) presentes en el agua, con el fin de poder beberla con seguridad, y no tener riesgos para la salud.
  3. Desalinización/Eliminación metales pesados y tóxicos: tercer proceso opcional, donde eliminaremos sal, metales y otros tóxicos.

Hay un tipo de sustancias en el agua que estos dos pasos generales no van a poder eliminar, por lo que dicha agua no será nunca bebestible a menos que realicemos algún tipo de tratamiento o manejo especial. Me refiero a los metales pesados, tóxicos y la sal. Para eliminar este tipo de sustancias, como la sal, el arsénico y otros productos tóxicos o venenosos, se requieren procesos industriales mayores, que difícilmente podemos lograr en la casa o en el cerro, por lo que no los trataremos en este texto.

Filtración

Este proceso, como decía, permite convertir un agua sucia y turbia en agua transparente y limpia, sobre la cual podemos trabajar después para convertirla en potable. Como veremos, hay sistemas que pueden realizar ambos procesos al mismo tiempo e incluso el tercero, de eliminar sal y tóxicos.

El sistema más simple de filtración es la decantación. Se toma una cantidad de agua y se deja reposar sin movimiento durante un período variable de tiempo. Con ello, las partículas pesadas como barro, arena, rocas y piedras se irán al fondo, mientras las livianas quedarán en la superficie, como hojas, trozos de madera, aceites. Después de este tiempo, bastará extraer el agua de la zona intermedia con cuidado y sin agitar, para lograr tener agua limpia. Una forma es aspirarla con una bombilla, o vaciarla lentamente en otro envase.

Otro sistema para eliminar material particulado grande es el uso de algún filtro, ya sea comercial o casero. Un sistema de filtro casero puede hacerse mediante una botella de plástico, en la cual se le ponen capas de algodón, arena fina limpia, carbón limpio, los cuales permitirán el paso del agua pero no de material contaminante.

Si no contamos con los materiales como para armar un filtro casero, podemos utilizar una simple camiseta o polera como cedazo para filtrar el agua. La suciedad quedará en la prenda y pasará exclusivamente el agua.

Potabilización (Esterilización)

Una vez que tenemos el agua clara y limpia, debemos someterla a algún proceso que nos permita beberla con seguridad de que no contiene virus o bacterias perjudiciales para nuestra salud. Es decir, hacerla potable.

Los métodos para esto son esencialmente tres:

  1. Hervir: el más antiguo de los métodos. Basta hervir el agua a 100º C durante 5 minutos para eliminar los patógenos que contiene. Se debe considerar la altura a la que nos encontramos, ya que en la montaña, a mayor altura, la temperatura a la cual hierve el agua es menor que a nivel del mar.
  2. Potabilización Química: mediante el uso de Cloro o Yodo, se elimina la mayoría (aunque no todos) los patógenos del agua. La dosis dependerá de la concentración de dichos elementos, pero para el Cloro que se vende en los supermercados como agente de limpiaeza, basta con dos gotas por litro de agua clara. Si el agua está turbia, aumentar a 4 gotas por litro. Se debe revolver el agua y dejarla reposar durante 30 a 60 minutos para eliminar el cloro y su característico sabor. En el caso del Yodo, se pueden usar Povidona Yodada 10% 4 gotas por litro. Dejar reposar 1 hora si está turbia y 30 minutos si es agua clara.
  3. Potabilización Ultravioleta: Mantener bajo la luz solar directa durante 12 horas la botella de agua de 1 o 2 litros.

Destilación

Por último, el sistema de destilación permite realizar los dos pasos anteriores de una vez, al evitarnos la necesidad de filtrar y potabilizar el agua. También permite eliminar varios, si no todos, los tóxicos y la sal contenida en el agua.

La destilación puede realizarse mediante el uso de fuego, hirviendo el agua y captando y condensando el vapor, o mediante el uso de la luz solar.

El agua destilada, como la nieve, puede consumirse sin grandes problemas. En caso de pérdida de sales minerales por sudoración, se puede agregar algo de sal y azucar.

You may also like...

Deja un comentario