Conciencia Situacional

La Conciencia Situacional  (en inglés Situational Awareness) es la percepción de los elementos en el ambiente durante un período de tiempo y en un espacio determinado, la comprensión de su importancia y la proyección de su condición hacia el futuro.

¿Pero qué tiene que ver con la supervivencia este término tan complejo? En pocas palabras, la conciencia situacional (CS) nos permite detectar objetos y personas en un espacio y tiempo determinado, comprender qué papel juegan a favor o en contra de mi supervivencia, y predecir en el futuro lo que ocurrirá con ellos. Por ejemplo, nos estamos subiendo a nuestro auto y vemos que dos personas se acercan por detrás nuestro. Alguien que no esta atento, podría pasarlos por alto y terminar siendo asaltado, secuestrado o asesinado. O, llegamos a nuestro auto y un neumático está pinchado sospechosamente. Lo que veamos a nuestro alrededor hará la diferencia en el resultado a dicho evento: ¿hay guardias o policías cerca, hay un furgón cerrado al lado de nuestro auto, se ve gente sospechosa alrededor?

La CS depende de nuestro nivel de alerta, y por ende tiene varios niveles. Por su parte, tiene múltiples fases para llegar a ser útil en una situación de emergencia.

Los niveles de alerta son cinco y se clasifican según colores (Colores de Cooper):

  1. Blanco: relajado y desprevenido sobre lo que ocurre alrededor. Esto ocurre cuando estás en tu casa, seguro, pero en una situación de catástrofe, debes estar atento incluso dentro de tu casa, y por lo tanto nivel blanco idealmente sólo cuando se está durmiendo. Un ataque violento en este estado podrá ser fatal. ¿Algunas vez has conducido y llegado a destino sin recordar nada del camino? Es el primer nivel de alerta.
  2. Amarillo: relajado pero alerta y consciente sobre lo que ocurre a tu alrededor. No es paranoia de todo lo que hay en el medio ambiente, sino que sólo estas más atento a las condiciones del medio ambiente. Mientras caminas, puedes vigilar tu espalda, y si te sientas en un restaurante, te posicionas mirando hacia la entrada o evitando que haya gente a tu espalda. También detectas posibles vías de acceso o escape del lugar donde te encuentras. La idea es que ante un ataque real, ya tienes una idea de tus alrededores, con posibles planes de escape.
  3. Naranjo: En este nivel, has detectado algo de interés que puede o no ser de riesgo. Estarás atento a ese objetivo hasta descartarlo como riesgo y pasar a nivel amarillo, o, si se confirma el riesgo, pasar al siguiente nivel. Estarás preparado por si te atacan.
  4. Rojo: Implica que reconociste un riesgo, que debes resolver, pero no necesariamente debes atacar (no disparar si estas armado por ejemplo). Te fijarás y concentrarás en el atacante o el riesgo, lo cual disminuirá la conciencia del resto del medio ambiente. Será imposible vigilar tus espaldas y ataques de otras direcciones. Un buen entrenamiento podría permitir disminuir esta visión de túnel y mantener a la vez la vigilancia de otras direcciones. Si es posible, en el nivel naranjo o rojo, se debe tomar una posición que provea una ventaja táctica, evitando puntos ciegos, consiguiendo cobertura ante un ataque o facilitando la huida en caso necesario. Por ejemplo, detrás de un mesón, contra un muro o detrás de un vehículo. Si tienes personal de apoyo, esto maximiza la CS, al permitir que el apoyo vigile las otras direcciones.
  5. Negro: Este nivel no se debe llegar nunca, y el nivel de parálisis, donde no puede reaccionar o incluso moverte por el pánico. Estas en shock y tu cerebro ya no procesa información ni puede tomar decisiones.

Los niveles de alerta naranjo, rojo y negro consumen bastante energía y no pueden ser mantenido por mucho tiempo sin agotarse. En una situación de catástrofe, lo ideal es mantenerse en un nivel amarillo, que requiere menos energía y genera menos stress.

Las fases de la CS son:

  1. Fase 1: PERCEPCIÓN de los elementos del espacio y tiempo. Nuestros sentidos perciben todos los elementos que, combinados, definen la situación, ya sean positivos o negativos para el resultado final, los cuales serán analizados en las siguientes fases.
  2. Fase 2: COMPRENSIÓN de la situación, de una manera táctica u holística. Esta fase define rápidamente qué elementos son vitales para el desarrollo de la situación, llevando a la toma rápida de decisiones y acciones.
  3. Fase 3: PROYECCIÓN de las condiciones futuras, en un intento de predecir la evolución de la situación táctica que se nos presenta. Se debe realizan una planificación rápida con las opciones que se nos entregan.

¿Y como aplicamos todo esto? La Conciencia Situacional estará siempre muy relacionada con el Hombre Gris que mencionamos en otra publicación. El hombre gris pretende pasar desapercibido sin ser recordado, y para ellos, deberá siempre estar muy atento al medio donde se desenvuelve o circula, reconociendo posibles riesgos y minimizándolos antes que se conviertan en un evento negativo para la supervivencia.

También se relaciona a la seguridad de nuestro hogar, para atender a posibles riesgos internos y externos que podamos sufrir. Si llegamos a nuestro hogar y vemos una ventana o puerta abierta, o se escuchan ruidos, o hay olor a gas… esos son posibles riesgos que debemos controlar con el fin de sobrevivir.

You may also like...

Deja un comentario