El Hombre Gris, o como pasar desapercibido

En Supervivencia hay situaciones donde es mejor no llamar la atención. Debes caminar por un barrio desconocido y peligroso, debes huir de algún peligro (policía o delincuentes) o cualquier otra situación de supervivencia. Desaparecer entre la multitud es una técnica muy necesaria y práctica, y se conoce como la Teoría del Hombre Gris: aquel que se mezcla con la multitud, sin llamar la atención. No resalta y nadie se fija en él, y después, nadie puede recordar algo como para describirlo. Esto permite moverse con mayor facilidad, sin ser reconocido como alguien que esta preparado para enfrentar la situación de supervivencia, lo que da una ventaja al momento que sea necesario. Por supuesto que en una situación de emergencia, habrán lesionados y resaltar en la multitud hará que ellos o sus acompañantes, busquen tu ayuda, volviéndote inmediatamente visible para cualquier oportunista. Hay que evitar la tentación de socorrer a desconocidos, lo único importante es la sobrevivencia propia y de los seres queridos.

La principal regla para convertirse en un Hombre (o mujer) Gris y mimetizarse con la multitud es vestirse de forma similar al resto, idealmente en colores no muy llamativos. Ahora, si todos están en colores llamativos o en traje de baño, lo ideal es usar esa ropa y no chaqueta y corbata. Evita a toda costa ropa militar, camuflada, bototos de combate o un bolso tipo militar con sistema molle.

El tamaño también es importante. Trata de moverte entre gente de tu tamaño. Si eres alto y resaltas entre gente de menor talla, serás inmediatamente detectado. Idealmente no tengas detalles físicos que te hagan notorio, como tatuajes llamativos, ser pelado o tener un corte de pelo distintivo (militar por ejemplo), o una nariz muy grande. Si estas en un grupo de gente de pelo moreno, evítalo si eres rubio. Por supuesto que estas características son a veces imposibles de modificar (como tu estatura o gordura), pero puedes intentar otras técnicas que minimicen su impacto, como por ejemplo, moverte en las sombras o usar un sombrero o gorro. Por supuesto que esto último si más gente lo está usando. Si eres el único con sombrero en un lugar bajo techo, llamarás automáticamente la atención.

Hay que aparecer como el promedio de la gente y no muy agresivo o hiperactivo. Evita parecer conflictivo o proyectar confianza en ti mismo. Un atacante tratará de eliminar a aquellos que sean agresivos y resalten entre la multitud como potenciales riesgos.

Además de la ropa, lo que se diga y cómo se diga es muy importante también. Tratar de no hablar, o hacerlo lo mínimo posible, en voz baja. Evita gesticular, o risas muy llamativas y fuertes. Tu acento e idioma puede revelar tu persona o hacer que te reconozcan en una fila de reconocimiento de sospechosos.

Si evitas emitir cualquier sonido, aún mejor. El silencio es una buena forma de pasar desapercibido. Apaga tu celular y trata que tus zapatos no hagan ruido al caminar. SI tienes objetos en tus bolsillos, que no hagan ruido. Esto aplica especialmente si te mueves de noche.

Si buscas zonas de seguridad o vía de escape, que no sea notorio, ya que alertarán a cualquiera que esté vigilando hacia tu persona. No mires mucho a tu alrededor, y cuando lo hagas que no se note que estas vigilando. Utiliza tu visión periférica, sin mover la cabeza. Si detectas algo, no lo mires fijamente, ya que todos los que te rodeen seguirán tu mirada. La Conciencia Situacional la trataremos en un post más adelante. Esta te permitirá evitar eventuales riesgos antes que se conviertan en reales.

No sólo la ropa y lo que digas o hables es importante. También debes actuar como el resto de la gente. Si todos están sentados, y sólo tu estás de pie, también serás notado. Igual si todos leen y tu estás comiendo, o todos miran por la ventana y sólo tú hacia dentro.

Otra técnica que se puede utilizar es que parezca que tienes una razón para estar ahí, que sabes hacia donde vas o lo que estás haciendo. Alguien que da vueltas sin razón o que parece perdido resalta más que otro de los tantos peatones que caminan con la cabeza agachada hacia algún lado. Tampoco debes caminar más rápido que el resto de la multitud, ya que eso inmediatamente te hará resaltar. La idea es encontrar una linea basal del vecindario en cuanto a velocidad y forma de caminar. Ajustarse a esa basal hará que seas invisible, salirse de esa basal te hará ser notado al instante, como cualquier turista perdido. Ahora, si estás en un lugar con turistas, eso es justo lo que debes parecer, así que consulta un mapa y mira todo con cara de asombrado.

Mantén tu equipo escondido. No es necesario que todos sepan que traes una multiherramienta, alimento o un arma de fuego. El uso de mochilas llamativas o camufladas rápidamente te delatarán como alguien preparado o que lleva equipo o alimentos que pueden ser robados. Trata de demostrar que no tienes nada que puedan quitarte.

Tu olor también es importante. En una situación de emergencia, la gente podrá reconocerte incluso por el perfume que llevas, o…si no te bañaste. Si todos están muy sucios y sin bañarse, también será notorio si tu estas bañado y perfumado.

Ante todo, evita el contacto visual. El ser humano está muy adaptado al reconocimiento facial. Pero si estas en una conversación con alguien, evitar completamente el contacto visual y rehuir la mirada también será algo extraño y notorio. Hay que encontrar un balance, donde mires a tu interlocutor, pero de tal forma que no sea notorio que intentas que no te reconozca. Utiliza las sombras a tu beneficio.

Si debes caminar por la ciudad, conocer las rutas y lugares iluminados de noche, tiendas y estaciones de servicio de antemano, te permitirán caminar sin ser detectado. En el día, debes determinar las zonas con sombra y donde ocultarse.

Mantén a raya tus emociones. Tienden a atraer la atención, especialmente la rabia y la ansiedad. Lo ideal es verse lo más apático e inmutable posible. Por supuesto, evita cualquier tipo de enfrentamiento y violencia.

El hombre gris es alguien que debe saber cambiar rápidamente y ajustarse a su entorno, con el fin de sobrevivir. Si quieres practicar, puedes pasearte por la ciudad y seguir a alguien sin que te vean.

También es posible vivir una vida como Hombre Gris, pero es más complicado. Hay que cambiarse permanentemente de lugar, evitar generar lazos con vecinos y amigos, no utilizar tarjetas de crédito. Evita conversar sobre tus técnicas de preparación, planes y preferencias políticas o religiosas. Durante una crisis, actúa como todo el resto, preocupado de conseguir provisiones, aunque las tengas para muchos meses. Que nadie sepa lo que guardas en tu hogar. Si no hay energía, trata de no utilizar tu generador ni que se vea luz desde fuera de la casa. Puede leer más sobre elegir y preparar el hogar en este post.

¿Qué otras técnicas sugieres para pasar desapercibido en una ciudad o en una multitud?

You may also like...

Deja un comentario