La Salud en una Catástrofe

Nunca sabemos cuando tendremos la siguiente pandemia, terremoto, descontrol social o catástrofe mundial o local. Para poder sobrevivir de buena manera, debemos cuidar que nuestra salud no se deteriore durante ese episodio, que puede durar días, semanas o incluso meses o años.

Lo principal y por donde debemos comenzar es por la prevención. Debemos tener un estilo de vida saludable, y realizar un chequeo de salud seguido con el fin de detectar posibles enfermedades futuras. Por nada del mundo queremos sufrir un infarto miocárdico o debutar con una diabetes mientras no funcionan adecuadamente los servicios de salud. Tampoco queremos que nos encuentren un tumor o un cáncer de colon o mama que no podremos resolver con prontitud. Las vacunas previenen varias enfermedades, y por lo tanto es necesario contar con todas las que puedan existir. Muy importante es la vacuna antitetánica, para evitar cualquier posible Tétanos secundario a una herida. La vacuna antitetánica que se administra en el calendario obligatorio nacional cubre hasta los primeros 20 años, por lo que se debe repetir en mayores de 20 años.

Para cualquier catástrofe, o incluso en un período de normalidad, siempre será bueno contar con conocimientos de medicina: reanimación cardiopulmonar, curación y sutura de heridas, manejo de analgésicos y antibióticos.

Cuando se desate la catástrofe, debemos pensar diariamente en nuestra salud física y mental. Comer bien, y hacer ejercicio, mientras evitamos posibles lesiones o heridas. Tener una lesión en un pie puede hacer que alguna larga caminata en caso de no haber transporte público sea una odisea. También alguna herida que será difícilmente curable o manejable con antibióticos que podrían estar agotados. Recordar que tener acceso a un servicio médico o a drogas o items para curaciones puede ser complicado, por lo que debemos contar con un botiquín lo más equipado posible.

La alimentación y la bebida debe ser mesurada, pero sin pasar hambre. Recuerda que todo debe ser cocinado o hervido. Alimentos contaminados o en mal estado pueden hacer que enfermes. Esto incluye el agua de ríos y lagos, que podrían estar contaminados con materia fecal de plantas de tratamiento o alcantarillas en mal estado o de cuerpos en descomposición. Recuerda por lo tanto como potabilizar el agua.

Durante la catástrofe del tipo que sea (naturaleza, social, sanitaria), debemos evitar posibles drogas que nos alteren el juicio. Esto incluye alcohol, cannabis, alucinógenos, y otros estimulantes del sistema nervioso. El tabaco predispone a varias enfermedades pulmonares y cánceres de varios tipos, así que también está incluida. Y aparte de todo lo demás, el uso de cualquier droga aumenta los gastos, y en una situación de crisis económica, debemos evitar cualquier gasto innecesario.

Mantener las distancias con el resto de la gente, como mencionamos en el post del hombre gris, puede ser adecuado. Evitaremos riesgos de contraer enfermedades infecciosas que pueden complicar nuestra supervivencia, o de ser víctimas de algún tipo de violencia. Mientras menos salgamos de nuestro refugio, mejor. Por ello, contar con una despensa que nos permita mantenernos aislados 3 o 4 meses puede salvarnos la vida.

Por supuesto que, pensando en una supervivencia a largo plazo en una pequeña comunidad, todo lo mencionado hasta ahora debe aplicar para todos los miembros de ella. Todos deben estar preparados, vacunados, y ser útiles para la situación.

 

 

You may also like...

Deja un comentario