Pandemias

Una pandemia es un enfermedad (viral o bacteriana) epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región. Por ejemplo la gripe. Su gravedad dependerá de las complicaciones y mortalidad que ocasione, y la velocidad con que se disemine. Antiguamente, cuando no habían muchos viajes, la velocidad era bastante lenta. En cambio, con los vuelos y gran cantidad de viajeros, una epidemia puede rápidamente diseminarse a todo el mundo. Y como con todos los desastres naturales, uno debe estar preparado para esta situación.

¿Cómo prepararse?

  • Almacena un suministro de agua y alimentos para dos semanas al menos, ideal si fueran 3 meses. En caso de ocurrir una, podrás quedarte en casa y evitarás ir por suministros. Una pandemia no se resuelve rápidamente y podría durar varios meses, por lo que debes saber donde te aprovisionarás una vez que se te acaben los suministros.
  • Verifica periódicamente tus medicamentos recetados habituales para asegurarse de tener un suministro constante en su hogar y no tener que salir al supermercado o a la farmacia, donde tendrás contacto con potenciales contagiados.
  • Ten a mano medicamentos de venta libre y otros suministros médicos, incluidos analgésicos, remedios estomacales, medicamentos para la tos y el resfrío, líquidos con electrolitos y vitaminas. Un buen botiquin es vital en el equipamiento preparatorio para no tener que ir al médico o a un servicio de urgencia por cualquier malestar.
  • Si es posible y la causa de la pandemia es viral, mantén un stock de antivirales en el botiquín. De todas maneras, los antivirales no sirven para cualquier infección viral.
  • Obtén copias y mantén versiones electrónicas de los registros de salud de sus médicos, hospitales, farmacias y otras fuentes y guárdelas, para referencia personal.
  • Habla con tus familiares y seres queridos para enterarte sobre cómo sería la atención que recibirían si se enfermaran o qué se necesitaría para brindarles atención en su hogar. Eso incluye la posibilidad de familiares que mueran por contagio de la enfermedad. Usualmente no es posible realizar funerales convencionales, y las normas sanitarias promueven la cremación o el entierro en fosas comunes. Esto debe conversarse por adelantado.
  • Mantén en tu hogar útiles de aseo (cloro, guantes, alcohol gel) y mascarillas. En caso de una infección viral, las mascarillas para protegerse deben ser las adecuadas para virus (N95 hacia arriba). Las mascarillas para cirugía comunes no protegen contra un patógeno viral. No olvides tenes protección ocular con antiparras selladas para evitar contagio por vía ocular.
  • Si existen vacunas preventivas, colocate la vacuna y que se la administren a toda la familia.

¿Qué hacer durante una pandemia?

Se debe intentar limitar la transmisión de gérmenes y prevenir nuevas infecciones.

  • Mantente informado sobre el avance de la infección y los síntomas que produce. También por si la autoridad ofrece vacunas o medicamentos para tratarla.
  • Evita el contacto cercano con personas enfermas. Evita los viajes en avión, buses o tren, y en general, cualquier lugar donde haya aglomeración de personas. No salgas de vacaciones.
  • Nunca compartas alimentos ni utensilios.
  • En caso de sospecha, realízate inmediatamente el test para confirmar la enfermedad y proceder al manejo y cuarentena lo antes posible. Eso ayudará a controlar más rápido la enfermedad, al disminuir posibles contagios.
  • Si estás enfermo, mantén la distancia con las demás personas para evitar que se enfermen también. Quédate en tu casa, encerrado en una habitación. No saludes a ningún familiar ni toques nada fuera de tu pieza.
  • Cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo cuando tosas o estornudes. Esto evitará que los personas que te rodean se enfermen también.
  • Lávate las manos con frecuencia. En caso de no ser posible, utiliza alcohol gel cada vez que toques manillas de puertas y otros objetos que pueden estar contaminados.
  • Evita tocarte los ojos, nariz y boca con las manos.
  • Cuando llegues a tu casa, cumple un protocolo estricto de entrada, que incluya al menos retirar y limpiar los zapatos, cambio de ropa, lavado de manos y cara, antes de cualquier otra actividad en el hogar.
  • Practica otros buenos hábitos de salud. Duerme bien, permanece activo físicamente, maneja el stress, bebe líquido y consume alimentos nutritivos.
  • Evita la falsa sensación de seguridad usando mascarillas de cirugía normales mientras andas en la calle. Esas no protegen contra virus. Sólo evitan parcialmente que tú contagies al resto.
  • Evita que familiares o amigos te visiten en tu hogar, ni vayas a visitar a otros. Si tienes familiares especialmente en riesgo (niños, adultos, inmunodeprimidos, etc), no los visites. Si debes llevarles comida o suministros, déjalas en la puerta y que las desinfecten antes de ingresarlas.
  • Es probable que la economía se resienta. Disminuye tus gastos al mínimo.
  • Si es posible, cambia métodos de trabajo desde el hogar, sin tener que viajar ni trabajar presencialmente.
  • El encierro y la cuarentena puede durar muchos meses. Ten algunos planes de entretención y otras actividades para realizar en la casa: aprende a cocinar, armar puzzles, suscríbete a algún sistema de streaming para ver películas y series, aprende algún hobby nuevo.

You may also like...

Deja un comentario