Primeros Auxilios: lo importante

Cuando uno comienza a prepararse en Primeros Auxilios, no queda claro qué es lo más importante. Hay muchos temas que conocer, por lo que siempre es bueno tener un pequeño listado de lo que es vital manejar, ya sea porque es muy frecuente o es grave y requiere un tratamiento urgente. El siguiente texto no pretende ser un manual de manejo de dichas patologías, si no un pequeño listado, recordatorio, y algunas claves y tips para el manejo por gente que no es de salud en tiempos de crisis. En este otro post pueden leer algo similar dirigido a las actividades outdoor.

  • Paro Cardiorrespiratorio

La emergencia médica en su grado máximo. El paciente tiene su corazón detenido y también ha dejado de respirar. Si no se realizan las maniobras de reanimación cardiopulmonar, la víctima estará muerta en pocos minutos. Lo importante es recordar pedir ayuda inmediatamente, y después iniciar la reanimación cardiopulmonar, en una relación de 30 compresiones cardíacas por 2 ventilaciones. Si hay más rescatadores, deben turnarse cada 2 minutos. Utilice un DEA (desfibrilador automático) apenas lo tenga disponible.

  • Picadura de Insectos

En Chile afortunadamente no existen muchos insectos cuya picadura sea directamente mortal. Algunas condiciones pueden conducir a la muerte por una picadura, por ejemplo, quienes son alérgicos a la picadura de abeja, pero no es que la abeja sea mortal. Igual si una pequeña picadura de una inofensiva araña se infecta y lleva a una sepsis mortal.
El manejo general de una picadura de insectos es lavar la lesión y utilizar algún antiinflamatorio para el dolor y un antialérgico para disminuir la picazón. Si la lesión aparenta estar infectada, podría usarse un antibiótico en crema localmente.

  • Mordeduras de animales (humanos incluidos)

El principal problema de este tipo de lesiones es la infección de la herida. Es por ello, muy importante lavar y curar la herida como corresponda. Si se requiere sutura, que sean puntos separados para permitir la salida de pus en caso necesario. Vigilar todos los días y si aparece infección, utilizar un antibiótico. Recordar que es necesario el uso de vacuna antirrábica.

  • Heridas

Si hay sangrado, detener la hemorragia primero. Después, aseo y lavado, para posteriormente vendaje de la lesión. Si la herida es muy amplia, se requerirá sutura.

  • Fracturas, Esguinces

Fracturas y esguinces deben ser inmovilizados, con lo que disminuye el dolor, el daño y la inflamación de la zona afectada. Siempre se deberá inmovilizar las articulación proximal y distal a la lesión, con el fin de disminuir el movimiento y la carga en la zona lesionada. No apretar mucho el vendaje para permitir el flujo sanguíneo hacia la extremidad lesionada. Además de la inmovilización, recordar administrar un analgésico.

  • Quemaduras

A mayor superficie corporal quemada, mayor es el riesgo. También si existe daño pulmonar (vía aérea) o compromete toda la circunferencia de la extremidad. El manejo inicial empieza por apagar el fuego, quitar la ropa quemada y utilizar agua fría (no congelada) en quemaduras de primer y segundo grado. No romper las ampollas, ya que convierten una herida cerrada en algo expuesto, con riesgo de contaminación.
Las quemaduras por electricidad deben ser vigiladas en un centro asistencial, ya que puede existir quemaduras internas (por ejemplo, del corazón), las cuales pueden producir arritmias.

  • Dolor de Cabeza

Lo importante es descartar patologías que producen cefalea, como accidentes cerebrovasculares, crisis hipertensiva, fiebre, deshidratación, infecciones intracerebrales (meningitis) y otras que deben ser tratadas en un centro asitencial. Habiendo descartado las otras causas, lo más común es que la cefalea sea una migraña común o tensional (por stress), que se maneja con analgésicos como Paracetamol o Dipirona. Una cefalea especial es por rebote en el uso excesivo de ergotamina (compuesto que se utiliza para manejo de cefaleas). Lo ideal es evitar el uso permanente y reiterado de analgésicos que contengan ergotamina.

  • Hemorragias

Lo principal es detener el sangrado mediante una compresión de la herida con alguna compresa o paño limpio. Si la compresa se empapa, no cambiarla, y poner más compresas encima. En caso de un sangrado importante o si este no cede en pocos minutos, proceder rápidamente a la instalación de un torniquete que detenga completamente el sangrado. Lo ideal es tomar un curso Stop The Bleed.

  • Hipotermia

Lo idea siempre es prevenir. Abrigar bien, por capas, con ropa adecuada y evitar mojarse. Buscar refugio y quitar las ropas húmedas o mojadas, que hacen perder más calor. El recalentamiento debe ser gradual, y no se debe masajear zonas que pueden estar congeladas porque producen más daño de los tejidos.

  • Hipertermia

El aumento de la temperatura corporal puede estar dado por calor ambiental y exposición prolongada al sol, o por aumento de la temperatura propia del organismo (fiebre).

Es importante sacar a la víctima del sol o el área de calor, e hidratar abundantemente. Si hay cefalea, utilizar analgésicos. En casos graves, puede aparecer convulsiones y pérdida de conciencia.

  • Gastroenteritis agudas (Diarrea, Vómitos) y Dolor Abdominal

Lo importante es diferenciar entre dolor abdominal y vómitos de causa médica (manejable con medicamentos) y aquella de causa quirúrgica (como apendicitis aguda), que requiere tratamiento quirúrgico. Las causas quirúrgicas, si no se operan, pueden desencadenar complicaciones graves e incluso la muerte. En caso de gastroenteritis agua (tratamiento médico) lo ideal es disminuir la ingesta de alimentos irritantes (mantener sólo líquidos claros cocidos), y administrar algún espasmolítico que disminuye el dolor abdominal y la diarrea.

  • Envenenamiento

Puede ocurrir con medicamentos, monóxido de carbono, alimentos en mal estado o tóxicos, pesticidas, algunas plantas, todos los cuales pueden ingresar por vía inhalatoria, digestiva, a través de la piel, e incluso por los ojos. Los efectos y síntomas variarán dependiendo de la droga causante y la dosis recibida, y pueden ir desde molestias generales, gastrointestinales pasajeras hasta daño cerebral, coma y muerte. Lo principal del manejo es mantener las funciones vitales, mientras se trata la causa del envenenamiento, disminuyendo la absorción y aumentando la eliminación de lo ya absorbido. En casos específicos, puede usarse un antídoto que elimina, inactiva o contrarresta los efectos del tóxico. Cuidado con los casos de pesticidas o cianuro, donde el rescatador y el personal de salud puede contaminarse y envenenarse también al entrar en contacto con la víctima.

  • Ataques al corazón

El dolor al pecho puede aparecer por muchas causas. Una de ellas es el Ataque Cardíaco o Infarto Miocárdico, que se produce por la obstrucción de alguna arteria que irriga el propio corazón. Eso produce dolor, y en algunas ocasiones, puede derivar en arritmias eventualmente mortales. Por ello, el manejo de esta patología debe realizarse en un centro hospitalario. Se administrará Aspirina y se realizarán estudios para confirmar el diagnóstico. Una vez confirmado, es posible que el paciente sea sometido a fibrinolisis, un tratamiento donde se destruye el coágulo causante.

  • Crisis de Pánico

Las crisis de pánico pueden generar bastante desesperación en quien la sufre y en el rescatador que la asiste, ya que producen una sensación de muerte que no se relaciona con la realidad. Lo principal es que uno debe descartar una patología orgánica grave que ocasione los síntomas, y que debe tratar adecuadamente. Por ejemplo, arritmias, infarto miocárdico, disnea de otras causas. Descartado lo anterior, lo importante es tranquilizar a la víctima. Si es posible, administrar alguna benzodiacepina para controlar la ansiedad.

You may also like...

Deja un comentario