Qué hacer después de un desastre natural

Después de un desastre natural, puede haber un tiempo variable muy amplio para volver a una vida normal. Cualquiera que haya sido la causa, el hogar es lo primero que se debe revisar, con el fin de que sea habitable y no tener riesgos al retornar.

La revisión de los servicios básicos (gas, luz, agua) deben ser realizadas por personal de la compañía que suministra el servicio. Es posible que las compañías estén saturadas de trabajo en una situación catastrófica, por lo que siempre será útil saber reconocer daños dentro de la propiedad.

Al ingresar a un hogar afectado por el desastre:

  • Asegúrate que la catástrofe o el daño ya pasó y no habrá más. Por ejemplo, algún aluvión, tornado o inundaciones. Puede ocurrir que vuelvas a tu casa y te atrape un nuevo evento.
  • Usa una linternas a pila, no prendas la luz ni uses velas ni fósforos para revisar, ya que puede haber una fuga de gas. Lo ideal es ingresar de día para poder observar potenciales riesgos de vidrios, o desprendimiento de recubrimientos o caida de muebles que pudieran generar un accidente.
  • Revisa si hay fugas de gas: Si hueles a gas o escuchas un ruido como silbido, abre una ventana y abandona el edificio rápidamente. Si puedes, corta la llave de paso exterior del gas y llama a la compañía pertinente desde la casa de un vecino. Si cortaste el gas, espera a que alguien de la compañía te restituya el suministro. Si cuentas con gas por cilindros, hay que revisar que se encuentren en buenas condiciones, sin daños ni fugas. Una manera de revisar fugas de gas es utilizar agua con jabón en las conexiones y llaves. Si aparecen burbujas, hay fuga.
  • Revisa si hay daños en el sistema eléctrico: No conectes la luz si hueles a gas o el sistema eléctrico está inundado. No manejes equipos eléctricos en zonas húmedas. Si ves chispas o cables rotos o si sientes un olor pesado o quemado, corta la luz en el tablero. Si tienes que pisar agua para llegar al tablero, llama antes a un electricista para pedir ayuda. Es posible que la compañía tenga que cortar el suministro de la casa antes de poder entrar.
  • Verifica si hay daño en el suministro de agua y alcantarillado: Si sospechas que las cañerías del alcantarillado están dañadas, no utilices los baños y llama a un gásfiter. Si las cañerías de agua están dañadas, llama a la compañía de agua y no utilices el agua de la llave. Momentáneamente, puedes obtener agua sin contaminar de los cubos de hielo y de los estanques de los WC. Con los temblores, las tazas del WC y los lavamanos pueden haberse movido y presentar fugas al momento de usarlos.
  • Revisa grietas que hayan aparecido en la construcción y que la debiliten con riesgo que se derrumbe. Las grietas peligrosas que implican inestabilidad de la construcción son grietas diagonales u horizontales al piso. En el techo, las grietas diagonales también implican riesgo de derrumbe. Las fisuras de recubrimientos o aquellas que aparecen en la unión de los muros son menos peligrosas ya que no afectan la estabilidad de la construcción. Pero si son muy grandes o anchas,  o afectan a muros de carga, pueden ser de riesgo.

Una vez que se haya realizado una revisión del hogar, podrá decidirse si es habitable o no. En el primer caso, se puede retornar con seguridad. Recuerda buscar inmediatamente los seguros para cobrarlos y reconstruir lo dañado. En el segundo caso, habrá que ver si es posible entrar al inmueble a rescatar lo mínimo necesario o simplemente el edificio se da por perdida con todo en su interior. En el caso de poder rescatar algo, haz un listado antes de entrar para saber que quieres rescatar y donde se encuentra, con el fin de demorar lo menos posible.

En el caso que el hogar sea habitable, será tu refugio y el pilar más importante de la supervivencia urbana en catástrofe. Olvida que habitación es para qué: aquella más central y con calefacción será la Sala de Emergencia. Bloquea todas las puertas y ventanas para mantener el calor dentro de la habitación. Lleva todos los colchones y mantas a la habitación. De ahora en adelante, esa es la habitación donde todos vivirán y dormirán. Si cuentas con un generador, que este justo fuera de la ventana de esa habitación, idealmente bajo techo.

Si el edificio no es habitable, la siguiente opción es el auto. Rescata la mayor cantidad de mantas y almohadas y ponlas dentro del auto para mantener el calor.

En tercer lugar, si tu casa no es habitable y no cuentas con un vehículo, existe la opción de utilizar alguna carpa o un toldo en el exterior para poder vivir. Lo importante es instalarla en un lugar que no le llegue el viento ni existan riesgos por caída de árboles, postes o escombros.

You may also like...

Deja un comentario