Tagged: catástrofe

Cambio climático como crisis mundial a futuro

Damos por sentado que nuestra civilización perdurará por muchos años, sin embargo la historia (y prehistoria) nos muestra un panorama distinto. Los dinosaurios desaparecieron por culpa de un meteorito, muchas civilizaciones y pueblos desaparecieron por plagas, hambrunas y sequías. Han existido varias épocas de glaciaciones y periodos interglaciares, en uno de los cuales nos encontramos ahora. Sin embargo, hay muchas pruebas de que esto podría estar llegando a su fin. Los estudios nos dicen que es un proceso normal del planeta, pero que posiblemente se estaría acelerando por influencia del ser humano.

Hasta el momento tenemos los siguientes cambios:

  • La temperatura mediana a la superficie del globo ha subido del +1.1ºC en 2017 a comparación de la era pre-industrial. 17 de los 18 años más calientes pertenecen al siglo XXI.
  • La superficie blanca de la tierra se ha reducido a la mitad desde 1980. Ello disminuye la tasa de reflexión de la luz solar fuera de la tierra, lo que conlleva un aumento de la temperatura terrestre. Es una de varias razones por la que el calentamiento se ha acelerado.
  • El nivel de los océanos ha subido más de 19 cm. entre 1901 y 2010. El ritmo se acelera y es ahora de 1,7 mm. por año.
  • La temperatura de las aguas tropicales ha subido de +1.2ºC en el siglo XX (contra 0.5ºC para los océanos).
  • Desde 1980, tenemos más del doble de eventos naturales severos (sequías, inundaciones, ciclones, tornados, etc) cada año.

En el futuro se perfila que estos problemas serán peores:

  • Según la ONU, 1ºC de aumento en la temperatura tendrá un costo de 2.000 billiones de dólares.
  • Según el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), después del 2030 el aumento de las temperaturas se ubicará en un rango entre +1.1 y +6.4ºC llegando a los años 2090 (comparando con el periodo 1980-1999). De igual forma el mar habrá subido de entre 18 a 59 cm.
  • El cambio climático podría generar la immigración de 250 milliones de personas.
  • La banquisa ártica podría haber desaparecido en 2030
  • Los peces comestibles podrían desaparecer completamente de los océanos en 2048
  • Se estima que pasando los 2ºC de aumento de la temperatura global, los equilibrios climáticos mayores serán desestabilizados de forma irreversible.
  • Aumentarán los fenómenos meteorológicos extremos en todo el planeta: sequías, inundaciones, olas de calor, ciclones y huracanes, incendios, etc.
  • Extinción masiva de especies vegetales y animales
  • Todo lo anterior llevará a:
    • migración obligada de millones de seres humanos,
    • daño en los cultivos,
    • caída en la producción de alimentos,
    • hambrunas,
    • aparición de nuevas enfermedades (especialmente virales)
    • nuevas guerras, enfrentamientos bélicos y agitación social

Así que, sea por un meteorito, una pandemia viral, o el cambio climático, habrá que estar preparados para los cambios que se vienen a nivel mundial.

Sobrevivir a un caos social y económico

En un post anterior, hablamos de cómo lograr salir vivos de una situación de caos social, pero enfocados en el evento agudo, es decir, los primeros momentos, cuando existe descontrol, vandalismo, violencia, y las fuerzas armadas intentarán reprimir dichas manifestaciones.

Pasado ese momento, que puede tener una duración muy variable, desde días a meses, incluso años y llevar a una guerra civil, la situación no será la mejor. Muy frecuentemente seguirá un caos económico debido al daño en empresas, medios de transporte y dificultad en las importaciones. El desempleo aumentará y con ello la delincuencia. Habrá más gente viviendo de allegados o en la calle, y muchos productos podrán desaparecer o haber un desabastecimiento severo. Habrán colas y racionamiento. Los recursos básicos para el hogar, como agua, electricidad, gas y otros combustibles, podrán verse interrumpidos.

Con un escenario como ese, la preparación será muy importante. Sin embargo, todo dependerá de la duración de la crisis social y económica. En Venezuela, algunos preppers se adelantaron a la situación que se venía con Chávez y lograron abastecerse para un año. Sin embargo, al día de hoy, llevan más de 20 años y no hay a corto plazo posibilidades de solución, por lo que todo su abastecimiento ya no existe. Sirvió, por supuesto, el primer año, pero ¿qué hacer después?

La solución no es perfecta. Mayor preparación es vital.

Evita tener deudas y si puedes, ten recursos económicos de emergencia: Uno de los principales problemas del caos social y económico es la pérdida de empleos. Ello lleva la suspensión de pagos de deudas y la imposibilidad de comprar alimentos y necesidades diarias. Es bueno contar con recursos para sobrellevar los malos momentos económicos: metales preciosos, dinero en cuentas en el extranjero, propiedades. Aunque las propiedades son una forma de inversión y ahorro a largo plazo, en una crisis económica no son fáciles de liquidar, y dependiendo de la crisis política y social, pueden perderse (por ejemplo, un estado socialista/comunista que elimine la propiedad privada de la tierra). Lo importante es no tener todos los ahorros en una sola canasta, sino que diversificados: dinero en efectivo en la casa, depósitos en el banco, algo de metales preciosos, dinero en el extranjero. El dinero en efectivo no debe ser más que para 6 meses, debido al alto riesgo de devaluación en las crisis económicas. En cuanto a los metales, se debe tener cuidado, ya que en una crisis mundial, el precio también se ve afectado (aunque de menor manera que el dinero). Aunque uno podría pensar que el oro es un buen metal para guardar, aparentemente la plata es más fácil de liquidar en una situación de caos, al ser más barata.

Abastecerse para varios años: El problema de esto es la necesidad de espacio de almacenaje de buenas características (sin humedad y oscuro) y mantener un recambio continuo para evitar que se dañen. Además, dependiendo de las condiciones políticas y el gobierno, quienes acumulen pueden ser detenidos y juzgados como acaparadores. Mantén en la despensa ítems para trueque, especialmente equipos y herramientas. Si puedes contar con una fuente de agua potable alternativa y gratuita ayudará bastante.

Pasar bajo el radar: si cuentas con un terreno, debes ser autosuficiente, pero de una manera en que nadie sepa ni pueda detectarlo. Si no cuentas con espacio, piensa en cultivar en maceteros. Ojo con el material y equipo agrícola. Las gallinas, a pesar de ser un buen animal para criar, emiten mucho ruido y olor. Los conejos son otra buena opción. Recuerda siempre ser un hombre gris.

Preservación de los alimento: Aprende a preservar alimentos, incluyendo fabricación de cecinas, carnes y pescados ahumados, secos y salados. Recuerda tener frascos para preparar conservas y mermeladas. Cuando puedas conseguir algún alimento, debes tratar de procesar todo lo posible antes que se deteriore. Esto permitirá tener mayor diversidad de alimentos en tu despensa.

Conseguir y producir alimentos: El caos puede durar entre algunos días, semanas o hasta años. Saber donde conseguir alimentos y mejor aún, producirlos, será uno de los principales factores que permitirán salir victorioso de la situación. Puedes conseguir alimentos en mal estado y restos de alimentos en las ferias libres y vegas. Usualmente los botan a la basura o se les da a los animales. Si hay restaurantes, un buen lugar donde conseguir alimentos es al final del día, cuando eliminan lo que sobró durante el día. Los supermercados también eliminan alimentos vencidos. En algunas ciudades, puedes averiguar si existen comedores solidarios, usualmente asociados a alguna iglesia o centro comunitario. En ellos dan una o dos comidas al día, y a veces hasta lugares para dormir. Por último, cualquier basurero podrá tener muchos tesoros donde elegir. Mejor que todo lo anterior, es producir tus propios alimentos: una huerta, algunos árboles frutales, animales de granja como gallinas o conejos, pueden mantenerse en pequeños espacios. Aprovecha al máximo el jardín de tu casa. Aprende a pescar si tienes algún canal, rio o mar cerca. Si hay mar, puedes mariscar entre las rocas. Por ultimo, siempre puedes hacer trueque para conseguir algo para comer. En otro post, dejaré algunas “recetas de postguerra” con pocos ingredientes y trucos para aprovechar al máximo los pocos alimentos que puedas conseguir.

Eliminar todos los gastos superfluos: Debes vivir con el mínimo necesario. Suspende cuentas de telefonía e internet, TV cable, servicios online, suscripciones, etc. Evita ir a Restaurantes y Malls, donde te sentirás tentado a comprar. Cuando vayas al supermercado, hazlo con una lista de lo estrictamente necesario, y como sugerencia, anda después de almorzar, ya que hay menos tentación de comprar alimentos superfluos. Es un hecho comprobado que ir al supermercado con hambre uno termina comprando más comida de la que necesita, y snacks, dulces y galletas.

Tener un sistema energético alternativo: paneles solares, turbina eólica, e idealmente, un generador hidroeléctrico. Permitirá evitar cortes de energía, costos en cuentas, y por otro lado, puedes vender energía y obtener algunos recursos (por ejemplo, cargar baterías y celulares a los vecinos). Desafortunadamente, estos sistemas requieren una inversión en dinero antes de la catástrofe.

Ingresos alternativos: aprende a fabricar o reparar algo, o a vender algunos objetos. También puedes enseñar algo que sepas, como algún idioma, primeros auxilios, agricultura, etc. Si tienes conocimientos de medicina, costura, cocina, cuidado de niños o ancianos u otros, puedes ofrecer esos servicio. Otra opción es almacenar una despensa mayor y crear un minimercado de productos de necesidad. Cuidado con los saqueos en este caso. Y como mencionaba antes, puedes vender energía eléctrica si cuentas con fuentes renovables.

Equípate con herramientas: En un caos social y financiero habrá dificultad para conseguir herramientas y equipo de cualquier tipo: cizalla, picos, palas, sierras, hachas, cuerdas y cables, lonas, clavos, bolsas de basura grandes, cañas de pescar, linternas, extintores, kits de costura, radios. Puedes usarlas para trabajar (si tu estado físico lo permite), arrendarlas o vender el servicio. Incluso como elementos para trueque.

Prepara a tu familia: Que todos sepan los planes, de modo que puedan apoyar en cualquier tema que sea necesario. Tener gente poco preparada o que no apoye en situaciones de catástrofe es un peso que puede dificultar salir adelante en una catástrofe.

El vehículo: tener un vehículo es una ventaja en una situación de caos. Puedes movilizarte independientemente, llevar cargas de alimentos, trabajar como transporte privado. Sin embargo, también es un gasto, en mantención, permisos, combustible. Evalúa los pro y los contras de mantener el vehículo que tienes, si hay déficit de combustibles en el país, etc….y si no es absolutamente necesario, elimínalo. Puedes cambiarlo por una bicicleta, o un triciclo que te permite llevar carga y no consume combustible. Un caballo es posiblemente un buen vehículo de transporte en situaciones de caos, ya que no sólo permite movilizarte, sino que también aporta abono para un huerto y fuerza para mover cargas y un arado. Tiene el problema de requerir alimento y espacio donde tenerlo.

Emigrar: Finalmente, una salida alternativa y definitiva es abandonar el país y emigrar a un lugar seguro, como lo han hecho muchos extranjeros cuando la situación de su país se vuelve insostenible. Esto tiene muchos pros y contras, y dificultades. Lo principal es tener liquidez en las inversiones, para poder llevarlas a otro lugar antes que sea tarde. Recuerda tener siempre a mano y vigente tu pasaporte y contar con papeles de antecedentes limpios. No es bueno querer emigrar a un país y después no poder entrar en él porque habías sido expulsado o eres buscado en dicho país por la justicia.

Qué hacer después de un desastre natural

Después de un desastre natural, puede haber un tiempo variable muy amplio para volver a una vida normal. Cualquiera que haya sido la causa, el hogar es lo primero que se debe revisar, con el fin de que sea habitable y no tener riesgos al retornar.

La revisión de los servicios básicos (gas, luz, agua) deben ser realizadas por personal de la compañía que suministra el servicio. Es posible que las compañías estén saturadas de trabajo en una situación catastrófica, por lo que siempre será útil saber reconocer daños dentro de la propiedad.

Al ingresar a un hogar afectado por el desastre:

  • Asegúrate que la catástrofe o el daño ya pasó y no habrá más. Por ejemplo, algún aluvión, tornado o inundaciones. Puede ocurrir que vuelvas a tu casa y te atrape un nuevo evento.
  • Usa una linternas a pila, no prendas la luz ni uses velas ni fósforos para revisar, ya que puede haber una fuga de gas. Lo ideal es ingresar de día para poder observar potenciales riesgos de vidrios, o desprendimiento de recubrimientos o caida de muebles que pudieran generar un accidente.
  • Revisa si hay fugas de gas: Si hueles a gas o escuchas un ruido como silbido, abre una ventana y abandona el edificio rápidamente. Si puedes, corta la llave de paso exterior del gas y llama a la compañía pertinente desde la casa de un vecino. Si cortaste el gas, espera a que alguien de la compañía te restituya el suministro. Si cuentas con gas por cilindros, hay que revisar que se encuentren en buenas condiciones, sin daños ni fugas. Una manera de revisar fugas de gas es utilizar agua con jabón en las conexiones y llaves. Si aparecen burbujas, hay fuga.
  • Revisa si hay daños en el sistema eléctrico: No conectes la luz si hueles a gas o el sistema eléctrico está inundado. No manejes equipos eléctricos en zonas húmedas. Si ves chispas o cables rotos o si sientes un olor pesado o quemado, corta la luz en el tablero. Si tienes que pisar agua para llegar al tablero, llama antes a un electricista para pedir ayuda. Es posible que la compañía tenga que cortar el suministro de la casa antes de poder entrar.
  • Verifica si hay daño en el suministro de agua y alcantarillado: Si sospechas que las cañerías del alcantarillado están dañadas, no utilices los baños y llama a un gásfiter. Si las cañerías de agua están dañadas, llama a la compañía de agua y no utilices el agua de la llave. Momentáneamente, puedes obtener agua sin contaminar de los cubos de hielo y de los estanques de los WC. Con los temblores, las tazas del WC y los lavamanos pueden haberse movido y presentar fugas al momento de usarlos.
  • Revisa grietas que hayan aparecido en la construcción y que la debiliten con riesgo que se derrumbe. Las grietas peligrosas que implican inestabilidad de la construcción son grietas diagonales u horizontales al piso. En el techo, las grietas diagonales también implican riesgo de derrumbe. Las fisuras de recubrimientos o aquellas que aparecen en la unión de los muros son menos peligrosas ya que no afectan la estabilidad de la construcción. Pero si son muy grandes o anchas,  o afectan a muros de carga, pueden ser de riesgo.

Una vez que se haya realizado una revisión del hogar, podrá decidirse si es habitable o no. En el primer caso, se puede retornar con seguridad. Recuerda buscar inmediatamente los seguros para cobrarlos y reconstruir lo dañado. En el segundo caso, habrá que ver si es posible entrar al inmueble a rescatar lo mínimo necesario o simplemente el edificio se da por perdida con todo en su interior. En el caso de poder rescatar algo, haz un listado antes de entrar para saber que quieres rescatar y donde se encuentra, con el fin de demorar lo menos posible.

En el caso que el hogar sea habitable, será tu refugio y el pilar más importante de la supervivencia urbana en catástrofe. Olvida que habitación es para qué: aquella más central y con calefacción será la Sala de Emergencia. Bloquea todas las puertas y ventanas para mantener el calor dentro de la habitación. Lleva todos los colchones y mantas a la habitación. De ahora en adelante, esa es la habitación donde todos vivirán y dormirán. Si cuentas con un generador, que este justo fuera de la ventana de esa habitación, idealmente bajo techo.

Si el edificio no es habitable, la siguiente opción es el auto. Rescata la mayor cantidad de mantas y almohadas y ponlas dentro del auto para mantener el calor.

En tercer lugar, si tu casa no es habitable y no cuentas con un vehículo, existe la opción de utilizar alguna carpa o un toldo en el exterior para poder vivir. Lo importante es instalarla en un lugar que no le llegue el viento ni existan riesgos por caída de árboles, postes o escombros.

Como ahorrar agua

Con los cambios climáticos que se avecinan, el agua será un bien cada vez más escaso. Es posible que existan guerras e invasiones  por esta razón, y grandes desplazamientos de gente debido a la sequía que afectará a gran parte de mundo. Será necesario por lo tanto hacer un uso restringido del agua. A continuación les dejo un listado de consejos para ahorrar el preciado elemento.

Cocina

  • Deja correr el agua del grifo sólo para enjuagar los platos y cierra el grifo mientras los enjabonas. Si tienes la posibilidad, llena dos fuentes grandes con agua. Una úsala para lavar, y la otra para enjuagar. Puedes usar el mismo lavaplatos para enjuagar si tienes un buen tapón.
  • Evita que los grifos goteen cuando no los estás empleando.
  • Utiliza el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno y utilizando un programa economizador del agua.
  • Lava las frutas y verduras en un recipiente y no bajo el grifo abierto. Para descongelar alimentos puedes hacer lo mismo.
  • Utiliza el agua del punto anterior para regar las plantas.
  • Remoja las ollas y sartenes unos minutos antes de fregarlas para evitar el gasto desproporcionado de agua.
  • Ten agua fría en el refrigerador. No tendrás que esperar cuando abras el grifo a que salga fresca.
  • Cambia los electrodomésticos a unos que tengan la etiqueta A+++, sobretodo lavadora y lavavajillas.

Baño

  • Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes.
  • Al lavarte las manos, mójatelas y cierra la llave mientras te jabonas. Ábrela para enjuagarlas.
  • Apaga la ducha mientras te lavas el pelo.
  • Dúchate en lugar de bañarte y no estés demasiado tiempo bajo la ducha. De ser posible, reduce la duración un par de minutos. Un buen truco es poner una radio y usar una canción que dure justo ese tiempo.
  • Vigila que el tanque del inodoro no tenga fugas de agua. Controla también que la cadena se cierra al vaciarse el depósito.
  • Comprueba que todos los grifos tienen aireadores de agua.
  • Tira el papel higiénico y otras basuras en la papelera y no en el inodoro, evitando así el uso absurdo del mismo. No uses el WC de basurero. Eso también te evitará que se tape.
  • Instala un difusor o aireador de la ducha y reduce su consumo a la mitad sin darte cuenta.
  • Mantén una botella de uno o dos litros llena dentro del estanque del WC. Eso reducirá el volumen de agua utilizada cada vez que tiras la cadena y, además, tendrás agua disponible en caso que se corte (terremoto por ejemplo)
  • Puedes instalar un sistema de reciclaje que utilice el agua del lavamanos para llenar el estanque del inodoro.

Jardín

  • Riega el césped y las plantas por la mañana o por la noche, evitando las horas de mayor evaporación del agua. En invierno puedes disminuir el riego a una vez a la semana.
  • En otoño, no saques las hojas del jardín. Así el pasto debajo se mantiene húmedo y no necesitas regar.
  • Revisa fugas en grifos, mangueras, bombas de agua, estanques, etc. Al estar en el jardín es fácil que no nos demos cuenta si hay una avería.
  • Usa una escoba en lugar de la manguera para limpiar exteriores y barrer hojas.
  • Riega a mano las zonas pequeñas y con aspersores las de mayor tamaño. Programa estos últimos y úsalos de manera eficiente siguiendo los consejos del fabricante.
  • Puedes instalar un sistema de riego por goteo para arboles o algunas plantas
  • Ten el césped limpio de vegetación y de arbustos, sobre todo en zonas de pendiente y más complicadas de regar.
  • Usa plantas y árboles que requieran menos agua.
  • Instala un sistema de recolección de agua de lluvia.

Piscina

  • Evita la evaporación del agua tapando la piscina cuando esto sea posible. Así evitarás además que se ensucie y no tendrás que recurrir tan constantemente a aparatos de limpieza como limpia-fondos.
  • Comprueba que no hay fugas. Para ello, señala el nivel de la misma y, pasadas 24 horas, comprueba que dicho nivel es el mismo. Apaga el dispositivo automático de llenado mientras haces esta comprobación.

Otros

  • Evita lavar el auto. Y si lo haces, usa un balde, no la manguera.
  • Cuando laves ropa, hazlo con la carga máxima de la lavadora.
  • Mantén ropa para andar en la casa, que puedes usar más días sin lavarla, y otra sólo para salir, que así se mantendrá más limpia y tampoco será necesario lavar todos los días.
  • Frecuentemente revisa todas las llaves y artefactos que usen agua y asegurate que no hay fugas o gotean.

Tienes algunos otros consejos para ahorrar agua? Déjalo en los comentarios.

En caso de emergencia: El Kit de Emergencia

Chile es un país propenso a los desastres. Casi todos los años tenemos inundaciones, aluviones, terremotos, erupciones de volcanes, temporales, que nos dejan en ocasiones aislados, sin acceso a servicios básicos como agua y luz, o posibilidades de comprar productos de necesidad en supermercados.

Para ello, lo primero que se debe tener en mente es que uno debe estar preparado de antemano. Las posibilidades de supervivencia, o incluso de pasar de buena forma una situación como la referida, es mucho mayor si uno cuenta con los elementos y provisiones previamente almacenados.

Kit Básico de Emergencia

  1. Plan de emergencia familiar: toda la familia debe estar preparada y conocer de antemano qué hacer en caso de algún desastre, donde escapar y reunirse, donde se encuentran las provisiones para emergencia, a quién llamar por ayuda, etc.
  2. Agua: uno de los puntos vitales. Debe considerarse al menos 2 litros por persona por día. Las botellas pequeñas son más fáciles de trasladar que bidones grandes. Igual que con la comida, se debe almacenar al menos para 3 o 4 días, que es el tiempo promedio en que llega la ayuda estatal.
  3. Comida: que requiera poca agua y tenga una larga duración. Barras energéticas, galletas, comida deshidratada y frutos secos, algunas comidas enlatadas. Para 3 o 4 días.
  4. Multiherramienta.
  5. Abrelatas manual: si no se cuenta con la anterior, que usualmente las incluyen. Recordar que sin energía no funcionará ningún equipo de cocina eléctrico.
  6. Linternas y baterías. Otra opción adecuada son aquellas recargables mediante dínamo. Algunas velas también pueden ser útiles, y fósforos
  7. Radio portátil con baterias o con dínamo
  8. Botiquín de primeros auxilios. En el link hablaremos de este tema.
  9. Items especiales, como medicamentos personales y anteojos. Considerar necesidades de niños, discapacitados y tercera edad.
  10. Llaves de repuesto de la casa y auto.
  11. Dinero en efectivo. Sin energía no habrá acceso a cajeros automáticos.
  12. Celular y cargador. Si no hay energía, se puede cargar en el auto.

Fuera de lo anterior, puede complementarse con otros ítems, que permiten prolongar la supervivencia por otros días. También en el caso que se necesite abandonar el hogar y pasar la noche en una zona segura.

Kit adicional de Supervivencia

  1. Dos litros de agua adicional por día por persona. Con esos 4 litros diarios sólo podrás cocinar y beber. Nada de aseo ni lavado.
  2. Una muda de ropa y zapatos (para cada miembro de la familia). En caso de tener que abandonar el hogar, puede ser necesario tener ropa limpia de cambio.
  3. Saco de dormir o una frazada (para cada miembro de la familia).
  4. Artículos de aseo personal y jabón gel para manos
  5. Papel higiénico
  6. Utensilios de cocina. En caso de abandonar el hogar, llevar un par de ollas y una tetera es vital.
  7. Comida no perecible y/o enlatada (legumbres, fideos, arroz) para al menos dos semanas.
  8. Bolsas de basura
  9. Cloro o tabletas para purificar el agua
  10. Herramientas básicas: martillo, guantes, destornilladores, alicates, llave inglesa, cortapluma o cuchillo pequeño
  11. Parrilla o asados o cocinilla portátil de campamento
  12. Silbato
  13. Cuerdas
  14. Copias de pólizas de seguros

Kit vehicular de emergencia

En caso de tener un auto, es conveniente tener disponible un kit que permita huir de ser necesario. SI esta bien equipado, puede ser un incluso el hogar por algún tiempo.