Tagged: listado

La Supervivencia Outdoor

La supervivencia en la naturaleza requiere de varios factores, entre ellos algo de suerte, ansias de vivir y bastantes conocimientos. Hay que tener cuenta siempre las prioridades, que no son otras que las situaciones que pueden conducir a la muerte, las que se resumen en las reglas del 3:

  1. 3 segundos sin pensar: ante cualquier situación de emergencia/supervivencia, los tres primeros segundos son vitales para evaluar la condición de seguridad de donde nos encontremos. Lo que en Primeros Auxilios llamamos “Seguridad de la Escena”, se refiere a considerar potenciales riesgos de la escena donde estamos metidos, con el fin de minimizarlos llevando a cabo alguna maniobra, que puede ser desde un sencillo retirarse o moverse a otro lugar.
  2. 3 minutos sin oxígeno: el oxígeno es vital para nuestro cerebro. Frente a una situación donde no podemos respirar (inmersión, gases tóxicos, etc.), sólo tenemos 3 minutos para poder sobrevivir.
  3. 30 minutos a 3 horas sin refugio: dependiendo de las condiciones ambientales, la hipotermia puede matarte en pocas horas. Para protegerte del frío (o del calor) necesitas ropa y refugio adecuado, y eventualmente fuego.
  4. 3 días sin agua: aunque también es variable dependiendo del calor ambiental, del esfuerzo físico y de nuestra alimentación, el cuerpo humano puede aguantar hasta 3 días sin beber. Pasado ese tiempo, comienzan a aparecer cambios que llevan a la muerte.
  5. 3 semanas sin comida: nuestro cuerpo requiere una alimentación mínima para sobrevivir, que variará según el esfuerzo físico y nuestro estado nutricional previo.
  6. 3 meses sin compañía: somos primates, animales sociales y grupales. Necesitamos interacción con otros seres humanos para poder sobrevivir, mantenernos cuerdos, aprender.

Sabiendo esta Regla del 3, podemos estudiar nuestra situación y priorizar que es lo más importante en cada momento. En orden: salir del riesgo, respirar, refugiarnos, buscar agua, buscar comida, buscar compañía (rescate).

Un conocido instructor de técnicas de supervivencias define que las habilidades de supervivencia outdoor que nos permitirán salir adelante están dadas por las 5 C y las 5 W (en inglés):

  1. Corte: herramientas que nos permitan cortar. Un cuchillo, una roca afilada, un hueso.
  2. Cobertura: algo que permita separarte de las condiciones medioambientales. Ropa adecuada, un refugio.
  3. Combustión: hacer y mantener un fuego.
  4. Contenedores: algo donde recolectar, almacenar y potabilizar agua
  5. Cuerdas: como construir y como usar las cuerdas. Pueden fabricarse con plantas o con materiales que andemos trayendo en nuestro equipo de supervivencia.

Además de las 5 C, son importantes las 5 W (en inglés), factores que pueden afectar nuestra supervivencia:

  1. Wind (Viento): El viento es uno de los principales riesgos que pueden afectar la supervivencia. Por ello, un refugio y ropa adecuada es vital.
  2. Water (Agua): El agua es importante en dos formas. Debemos instalar nuestro campamento en una zona que no sufra de inundaciones ni humedad, protegido de la lluvia y el viento. Por otro lado, debe estar lo suficientemente lejos de las fuentes de agua para no contaminarlas, pero lo suficientemente cerca para tener acceso a agua para beber, cocinar y limpieza.
  3. Widowmakers (Hacedores de viudas): Mantenerse atento a riesgos es también importante. Arboles y ramas que puedan caernos encima, rocas que pueden caer de un cerro cercano, y otros son causas de accidentes en la vida al aire libre.
  4. Wood (Madera): En una situación de supervivencia en la naturaleza, tener un pequeño fuego donde calentarnos, potabilizar agua y cocinar, puede ser lo que nos salve la vida. Para ello, se debe acampar en un lugar que cuente con madera adecuada y suficiente para las necesidades. Posterior a ello, palos de madera de grosor adecuado nos permitirán construir refugios, muebles y herramientas como hachas y picas.
  5. Wildlife (Animales Salvajes): Depende del lugar donde uno se encuentre, los animales salvajes pueden ser un riesgo importante que se debe tener presente. Osos, serpientes, perros salvajes, incluso ratones (hantavirus en chile) o insectos (vinchuca y mal de chagas) pueden complicar nuestra supervivencia inmediata o a largo plazo.

En próximos posts revisaremos algunos de los puntos mencionados.

El Trueque

En situaciones de catástrofe, puede no existir un comercio formal. No hay locales comerciales, ni supermercados. Puede desaparecer el dinero efectivo o hacerse inútil dada la devaluación de la moneda, dejar de funcionar los sistemas electrónicos y con ello ser inútiles las tarjetas de crédito y los cajeros automáticos. En estos casos, se va a volver a uno de los sistemas más antiguos de comercio, el trueque.

El trueque es el intercambio de bienes materiales o de servicios por otros objetos o servicios, sin la existencia intermedia de dinero como representante del valor en la transacción. Esto dificulta la comparación de los productos y ponerle un valor exacto a ambos. Muchos factores influyen en el valor de un objeto: su rareza o dificultad de conseguir, la calidad o condición del alimento u objeto, la necesidad que se tenga del producto. Por ejemplo, en tiempos tranquilos, un papel higiénico o una ducha caliente pueden ser muy baratos y existir en todas las casas, pero en una situación de catástrofe, esos dos pueden ser muy difíciles de conseguir y por ende su valor serán mucho mayores. Es en esos momentos cuando se puede realizar un buen intercambio a favor de uno, si tiene los productos indicados. Aunque en una comunidad pequeña, tal vez no sea deseable aprovecharse del vecino con un trueque injusto, y en esos casos, se puede establecer el valor según una tabla o patrón definidos de antemano por la comunidad. Por ejemplo, una caja de cigarrillos cuestan entre 2 a 4 papeles higiénicos, o un litro de cloro es equiparable a dos botellas de alcohol. Algunos productos o elementos tal vez no requieran un intercambio definitivo, sino sólo un préstamo. A lo mejor no necesitas un hacha para siempre, y tampoco te la cambiarán por media docena de huevos, pero tal vez sí podrían prestártela por uno o dos días por ese precio.

Inicialmente el trueque se lleva a cabo con la comunidad más cercana, pero a medida que pase el tiempo, los productos para intercambiar se irán agotando o serán repetidos (nadie quiere otro mueble o silla, o ya todos consiguieron un hacha). Por ello, será adecuado buscar otras comunidades o mercados donde intercambiar los productos.

Dejando de lado el valor y cómo se llevará a cabo la transacción, es importante entonces, contar de antemano con los productos que serán más valiosos en caso de una catástrofe o caos. Pueden ser objetos, herramientas o incluso conocimientos o servicios que se pueden intercambiar. En este post puedes ver un pequeño listado de conocimientos o servicios necesarios en una catástrofe (y que debes aprender antes de la situación de emergencia). Sobre objetos, herramientas y alimentos, va el siguiente listado, sin orden de importancia.

  • Herramientas
    • Hilo de pescar y anzuelos
    • Filtros de agua
    • Generadores de electricidad
    • Paneles solares
    • Sierras y serruchos
    • Destornilladores y alicates
    • Clavos y tornillos
    • Cuerdas, paracord
    • Mosquetones
    • Toldos
    • Palas
  • Alimentos y Bebidas
    • Harina y pastas
    • Sal, Azúcar y otras especies.
    • Chocolates
    • Levadura
    • Aceite de cocina
    • Licores
    • Miel
    • Café
    • Mantequilla de maní
    • Leche condensada
    • Leche en polvo
    • Huevos
    • Productos de la huerta
  • Drogas y Medicamentos
    • Analgésicos
    • Descongestionantes
    • Antiespasmódicos y antidiarreicos
    • Antibióticos (orales, endovenosos y en crema)
    • Alcohol medicinal
    • Vitaminas y suplementos
    • Algodón
    • Insulina
    • Antihipertensivos
    • Inhaladores
  • Aseo y salud
    • Pasta de dientes y cepillos
    • Desodorantes
    • Maquinillas de afeitar
    • Peines y cepillos para el cabello
    • Jabón
    • Papel higiénico
    • Productos para bebés
    • Alcohol y Alcohol Gel
    • Cloro
    • Mascarillas desechables
    • Guantes
    • Botiquines equipados
    • Bolsas de basura
    • Escobas
  • Otros
    • Cigarrillos. Puede ser tabaco a granel también, con papelillos para armar.
    • Fósforos
    • Velas
    • Pilas y Baterías, de todos los tamaños
    • Radio portátil
    • Gas en lata, de al menos los dos tipos más importantes.
    • Conectores para gas y agua
    • Cinta adhesiva (duck tape)
    • Armas, Cargadores y Balas
    • Cuchillos y multiherramientas
    • Tijeras
    • Agujas e hilo
    • Utensilios de cocina (sartenes, ollas, envases)
    • Ropa: de cama, de invierno, zapatos
    • Semillas
    • Almácigos de hortalizas
    • Libros
    • Juegos de cartas, y otros juegos de mesa
    • Papeles y lápices, lápices de colores.
    • Muebles
  • Animales
    • Gallinas, patos y gansos
    • Conejos
    • Alimentos para perros y gatos
Sugerencias

Recuerda tener tu despensa bien provista, para evitar tener que conseguir más provisiones. Primero estás tu y tu familia, y estando bien preparado, necesitarás hacer menos trueque.

Si optas por acumular objetos e ítems para hacer trueque, como los mencionado anteriormente, aprovecha de comprar en envases de grandes cantidades, pero recuerda conseguir envases pequeños para subdividir. Por ejemplo, bolsas de 5 kilos de azucar o arroz, o bidones de 10 litros de alcohol. Puedes intercambiar porciones de 500 grs de arroz o azúcar, o botellas de 250cc de alcohol…si es que fuiste precavido y recordaste almacenar envases pequeños. Puedes usar envases reciclados, bolsas ziploc, bolsas de papel, hojas de papel periódico, etc. Recuerda tener una pesa o balanza.

Si tienes donde publicar un diario mural o similar, incluye ahí una sección de trueque, donde publicar lo que buscar u ofreces. Eso facilitará el intercambio al encontrar alguien interesado. No tendrás que andar preguntando persona por persona.

En ocasiones, el trueque puede ser a futuro o adelantado. Por ejemplo, te prestan una maquina para trabajar en el huerto, a cambio de frutas o vegetales que obtengas de dicho huerto. Debes tener cuidado con este tipo de trueques, ya que puede ser que tu cosecha se dañe por cualquier motivo y no puedas cumplir tu parte del trato.

A pesar que el trueque es un intercambio verbal y contrato de palabra, es posible que el intercambio de bienes mayores (vehículos, máquinas, servicios) deba quedar registrado para evitar malos entendidos. Obviamente esto quedará a criterio de ambas partes.

Aprende algunas técnicas para mejorar tus intercambios y sacar ventajas en ellos. Regatea, aprende a mejorar el “valor” de tus productos y bajarle el “valor” al producto que necesitas, conoce el momento adecuado para el intercambio, etc.

Recuerda que no sólo puedes “vender” o “comprar”. En el trueque también está la posibilidad de “arrendar”, que cuesta menos.

Puedes intercambiar servicios, y para ellos lo mejor es armar un “Banco de Tiempo”: En lugar de recibir un pago, la persona que hace el trabajo consigue que el número de horas que trabajó se registre en su base de datos. Esa persona luego podrá “contratar” a otro miembro del banco de tiempo por esa cantidad de horas. Esto evita que el servicio sólo sea entre dos personas y puedes gastar horas con cualquier persona de la comunidad que ofrezca servicios. Por ejemplo, trabajas 4 horas cortando el pasto. Eso se agrega a tu “Cuenta de tiempo”, y con ello puedes contratar a alguien por una hora de cocina, a otro por dos horas de lavado y planchado y a un tercero por una hora de corte de pelo.

No hagas trueque con personas que no te inspiran confianza. Si dudas que la otra parte cumplirá su parte del trato, no hagas el trueque. Especialmente se aplica a servicios, cuando dudas que el otro entregue un servicio de calidad.

No hagas trueques en tu hogar. No quieres que la otra persona sepa donde tienes tu stock de provisiones, ni cuanto tienes. Reúnete en un lugar neutral, como plazas o parques.

Ve acompañado. Nunca sabes las intenciones de la otra persona.

No divulgues tu stock. No informes cuanto más tienes ni mucho menos muestres tus suministros. En caso de una catástrofe grave, la necesidad puede hacer que asalten tu refugio. Si te consultan si tienes más, dí que no pero pídele el contacto y después lo llamas para comentarle que conseguiste más del producto que le interesa.

No intercambies productos que puedan usar en tu contra. Aunque muchos sugieren almacenar armas y balas para intercambiar, es un riesgo que se corre al intercambiar armas con un desconocido que después puede usarlas contra ti.

Sobrevivir en una comunidad

Muchas películas presentan la idea que el Lobo Solitario está mejor preparado para sobrevivir en una catástrofe. Alguien como Rambo o el protagonista de “Soy Leyenda” nos hace sentirnos poderosos, pero la realidad es que alguien así no puede durar mucho. En cuanto a preparación, deberá saber de todos los temas: manejo de armas, técnicas de lucha y supervivencia, electrónica, química, cultivar, cocinar y un largo etc. En cuanto a la situación de catástrofe, no podrá dormir jamás ya que debe mantener su seguridad personal y cuidar sus pertenencias, tendrá que conseguir alimento cada día, si cae enfermo no tendrá quien lo cuide y otro largo etc. El Lobo Solitario sólo nos sirve para una sobrevida de pocos días y mucha suerte.

Esto nos lleva al tema de este post. Sobrevivir a corto y a largo plazo dependerá principalmente de formar parte de una comunidad, la cual nos apoye en todos los puntos mencionados y permita construir y desarrollar planes con miras a mantenernos con vida por más de unos días, cubriendo las falencias que todos tenemos. Estudiando la historia, es la forma en la cual se han formado las ciudades y sociedades: cada uno aporta sus conocimientos y fortalezas para el bien del grupo.

Sin embargo, sobrevivir en una comunidad tampoco es pan comido. Como todo, tiene sus contras y dificultades que debemos saber solucionar para salir adelante con éxito.

  1. Todos deben colaborar: la comunidad sólo funciona y se mantiene si todos sus integrantes trabajan y colaboran, cada uno aportando desde su saber y capacidad. Ancianos pueden realizar tareas sencillas en el hogar, como cuidar niños, educar y cocinar. Los niños pueden apoyar en las tareas del hogar, además de aprender y estudiar las trabajos que se requiere en la comunidad. Enfermos o accidentados pueden hacer trabajo de “escritorio”, llevar cuentas, organizar. Lo importante es que todos tengan sus obligaciones claras.
  2. Tolerancia y Respeto: todos tenemos derecho a opinar y a tener nuestras propias ideas. El respeto hacia el otro es vital para vivir en cualquier grupo o comunidad. Esto incluye respetar sus ideas (especialmente si son distintas a las tuyas), su trabajo, sus posesiones. Por ejemplo, devuelve lo que te prestan, siempre en las condiciones que te lo prestaron. Cuida los espacios comunes, porque no sólo te sirven a ti, si no que a todos los demás. Evita ruidos molestos, especialmente a la hora de la siesta y en la noche. Aplica la regla “no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”.
  3. Diálogo: muchas situaciones conflictivas pueden solucionarse dialogando, y revelando las razones del actuar de cada uno. Muchas veces son malos entendidos o situaciones donde alguien quiso ayudar, sin lograrlo. En los casos que este diálogo no sea posible o no lleve a ningún lado, será necesario que lo resuelva un “jurado”: idealmente un grupo de adultos en número impar (3 o 5) que decida finalmente.
  4. Quien más sabe de un tema, tiene la primera palabra y opción en el trabajo respectivo. En salud, el que sabe de salud es el que opina al respecto. En seguridad, el que sabe de seguridad. En la cocina, el que cocina. Si uno no se mete en el área que no conoce y donde ya existe un “encargado” o conocedor del tema, no se generan problemas ni discusiones. Como dice el dicho, pastelero a tus pasteles.
  5. Debe haber un líder, que toma las últimas decisiones. Pero este líder debe entender que está al servicio de los demás, no como jefe sino que como su empleado y representante. Debe velar por el buen funcionamiento y la convivencia de la comunidad.
  6. Cultiva las relaciones personales: conocer a todos los miembros de la comunidad es vital para saber como piensan, como responden en situaciones difíciles, cuales son sus puntos fuertes y débiles, y a la larga, aprender de ellos. La amistad es opcional, pero el trato siempre debe ser amable y cordial. Cada persona y cada familia de la comunidad debe tener su espacio personal.
  7. Reglas claras y justas para todos. Las normas deben estar claras desde el inicio de la vida en comunidad. Eso evita cometer errores y conflictos. Si hay que poner nuevas normas, deben ser consensuadas por todos, y aprobadas por un consejo similar al “jurado” del punto 3: los más ancianos y en número impar. Teniendo sus derechos y obligaciones claras, hay menor espacio para conflictos.
  8. Evitar personas negativas o conflictivas en la comunidad. Jamás van a estar contentos y buscarán cualquier excusa para iniciar un conflicto. Ese tipo de personas termina destruyendo la convivencia y a la larga, a la comunidad.
  9. Controla y evalúa: a pesar que debemos dejar que todos trabajen libremente, debemos controlar y evaluar que este trabajo se está realizando de forma adecuada. Debe existir un equipo que mida y decida si el trabajo de cada uno se está realizando de buena manera, y en caso contrario, como mejorarlo. Desde pequeños cambios de la forma de trabajo a cambiar a la persona encargada.
  10. Castigos claros y conocidos: deben estar claros los castigos por cometer errores o actos que vayan contra alguien o contra la comunidad. Quien sea castigado debe poder apelar a la resolución, lo cual debe ser evaluado por un “equipo” distinto al que tomó la decisión del castigo. Esto evitará sanciones injustas o sesgadas.
  11. No guardar rencores: siempre habrán conflictos, pero una vez que se solucionaron, se debe olvidar y no guardar malos sentimientos para el futuro. Eso sólo mina y daña las relaciones personales dentro de la comunidad.
  12. Espacios de tertulia y conversación: donde se pueda libremente opinar sin ser atacado, donde se puedan poner ideas sobre la mesa para mejorar la comunidad. Eso permite el crecimiento y mejora del grupo.
  13. Permitir las diferencias personales: no es necesario que en la comunidad todos piensen igual, se vistan igual o usen el mismo corte de pelo. Permitir las diferencias asegura que nadie se sienta oprimido. Eso incluye quien quiera tener una mejor vivienda, ropa o algunos beneficios como más o mejores alimentos…siempre y cuando el resto de la comunidad lo acepte sin reparos.
  14. Desarrollo personal continuo: se debe favorecer que todos los miembros de la comunidad puedan crecer y desarrollarse. Lectura, conocimientos, manualidades, oficios…mientras más personas de la comunidad aprendan y crezcan, mejor para la comunidad.
  15. Preocuparse del resto: por su estado de salud, mental, económico, familiar. Saber como el resto de los miembros de la sociedad están llevando la situación, permite adelantarse a los problemas (de salud por ejemplo) y apoyar cuando sea necesario. Si uno está para el resto, ellos estarán para uno cuando lo necesite.
  16. Empatía: ponerse en el lugar del otro nos permite entender sus problemas y mirar los problemas desde su perspectiva, ayudando a solucionar los conflictos y los posibles problemas que haya en la comunidad.
  17. Participar en las decisiones cuando corresponda: cuando haya que votar, todos deben participar.
  18. Incorporar nuevos integrantes: sólo si poseen conocimientos que nadie en la comunidad tenga y estén dispuestos a colaborar y a seguir las reglas y obligaciones.
  19. Ahorro: la mejor manera de que la comunidad logre crecer es que no se gaste más de lo necesario, con el fin de ahorrar. Eso aplica para los alimentos, el agua, la energía eléctrica y el dinero. Recicla y reutiliza con el fin de reducir el consumo.
En resumen, se debe aplicar en la vida comunitaria todas las características que hace una buena persona:
  1. Cortesía: Es la capacidad de ser amables y buenos con quienes nos rodean.
  2. Integridad: Se trata de la actitud honesta y honrada que hace que un individuo sea alguien digno de confianza.
  3. Respeto: Es la capacidad de considerar y valorar al otro aunque sea diferente.
  4. Tolerancia: Se trata de la capacidad de respetar la opinión, las  ideas y las actitudes de los demás aunque no se ajusten a las propias.
  5. Solidaridad: Es la actitud de unidad, apoyo e incondicionalidad respecto a situaciones comunes o ajenas.
  6. Compasión: Es la capacidad de ponerse en contacto y comprender el sufrimiento del otro, manifestando interés o haciendo que tal situación desaparezca o se alivie.
  7. Acción de discutir de manera alternativa con el objeto de solucionar un problema o llegar a acuerdos favorables para todos.
  8. Compromiso: Es la capacidad de cumplir con obligaciones que se han asumido o que han sido encomendadas, más allá de las dificultades que se presenten.
  9. Empatía: Se trata de la capacidad de ponerse en la posición del otro e identificarse con su estado anímico
  10. Obediencia: Acción de acatar la voluntad de la persona que manda, de lo que establece una norma o de lo que ordena la ley.
Dicho todo lo anterior, pasemos a destacar algunos temas prácticos de la vida en comunidad

Normas y reglas claras

Las normas permiten que una sociedad funcione y que no haya caos. Regulan la conducta de las personas, impidiendo que se comporte como quiere. Esto lleva a la larga a mantener el orden social, dada por la jerarquía, las normas y las instituciones sociales que existen. Mediante dichas normas, se logra que todos sus integrantes funcionen cohesionadamente, hacia un fin común. Es importante que quienes hacen cumplir las normas y reglas también las cumplan. Si sumamos estas reglas y su cumplimiento, a un adecuado sistema de educación, la persona conseguirá el autocontrol individual, sin necesidad de una “policía” que controle el cumplimiento permanentemente. Es importante destacar que no todas las normas y reglas deben ser igual de importantes: algunas pueden implicar expulsión de la sociedad, otras sólo un castigo leve o simplemente una amonestación.

Instituciones y control establecidos

Las instituciones que la sociedad o comunidad requiere dependerán del tamaño de dicha sociedad. Sin embargo, podemos definir como básicos los tres poderes del Estado: alguien que mande y ejecute (ejecutivo), alguien que imparta la justicia (judicial) y alguien que vele por las leyes y su cumplimiento (legislativo). Como sugerencia, el ejecutivo debe ser una persona, mientras que el judicial un grupo de 3 o 5 personas, los más ancianos.

Las 3 R

Reduce, Reutiliza, y Recicla. Esto se debe aplicar en una comunidad con el fin de reducir el consumo y el gasto. ¿Para que comprar una máquina X si otra persona de la comunidad tiene una? Si algo se daña, consigue quien lo sepa reparar en la comunidad y reutilízalo. Por otro lado, la basura de uno es el tesoro de otro: todo lo que botes puede que alguien le interese reutilizar. Consulta antes de botar algo. Si finalmente algo no puede reutilizarse, busca la forma de reducir la contaminación, tal vez obteniendo algunas partes y piezas del objeto a eliminar. ¿Sabías que muchos equipos electrónicos contienen metales preciosos?

Sistema de Trueque

Intercambia bienes y servicios dentro de la comunidad. Puede ser libre (cada quien pone el precio que le parezca adecuado) o pueden tener un listado de precios establecidos. Otro sistema es la creación de una “moneda” intercambiable, como el tiempo.

Educación

Toda actividad de la comunidad puede ser (y debería ser) una oportunidad de aprendizaje para niños y adolescentes. De esta manera, se van formando continuamente con el fin de reemplazar a los más ancianos.

Orden y limpieza

Durante la fiesta, todos son amigos. Pero es después, cuando hay que ordenar y limpiar, cuando se ve realmente quien es quien, el que colabora y el que evita el trabajo. Mantener el orden y la limpieza permanentemente ayudará a disminuir el trabajo y las discusiones personales dentro de la comunidad.

Protocolos de Emergencia

Para situaciones de salud, problemas de convivencia y otros que aparezcan, se debe tener protocolos bien establecidos, que todos manejen, y con ello disminuir conflictos.

Como puedes imaginar, vivir en comunidad no es tan fácil, y muy pocos pueden cumplir los requisitos para ello. Te sugiero leer qué conocimientos deben tener quienes te acompañen en la aventura de una comunidad de supervivencia.

Consejos para una mejor vida

  1. Haz un paseo diario entre 10 y 30 minutos, y mientras camines, sonríe. Si puedes, sal de excursión de vez en cuando.
  2. Siéntate en silencio por lo menos 10 minutos al día.
  3. Aprende a conocerte
  4. Grabate mientras duermes y descubre qué sucede.
  5. Vive con las 3 E: Energía, Entusiasmo y Empatía
  6. Cuando te levantes en la mañana, al menos ten un propósito para el día.
  7. Juega más juegos y lee más libros que los del año pasado
  8. Pasa tiempo con personas entre 6 y 70 años
  9. Sueña más mientras estás despierto
  10. Come más frutas y verduras
  11. Bebe mucha agua
  12. Has ejercicio todos los días.
  13. Intenta hacer reír por lo menos a 3 personas cada día
  14. Ordena tu casa, tu coche, tu escritorio y deja que nuevas energías entren en tu vida.
  15. No pierdas energía en criticar, pensar cosas del pasado, valorar momentos o hechos negativos o cosas sobre las que no tienes control. Enfoca tu energía en el momento que estás viviendo.
  16. Recuerda que la vida es una escuela y tu estás aquí para aprender. Los problemas son una parte de tu currículum que aparecen y desaparecen por arte de magia pero las lecciones que aprendes en la vida duran para siempre.
  17. Desayuna cómo un rey, come cómo un príncipe y cena cómo un estudiante universitario.
  18. Sonríe y ríe más.
  19. La vida no es siempre lo mejor, pero aún así es buena
  20. La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a otros
  21. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace
  22. No tienes que ganar cada discusión. Aprende a reconocer que estás equivocado
  23. Haz las paces con tu pasado, no vayan a echar a perder tu presente
  24. No compares tu vida con la de otros. No tienes ni idea de lo que se han encontrado en su camino
  25. Nadie es responsable de tu felicidad, excepto tu
  26. Enmarca cualquier preocupación o desastre con estas palabras: “¿en 5 años, esto, va a importar?”
  27. Perdona a todos por todo
  28. Lo que otras personas piensen de ti no es de tu incumbencia. Sé tu mismo
  29. Aún todo, cualquier situación buena o mala, cambiará
  30. Tu trabajo no cuidará de ti cuando estés enfermo. Tu familia y tus amigos si lo harán. Mantén el contacto.
  31. Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o valga la pena
  32. Envidiar es una pérdida de tiempo. Tu ya tienes todo lo que necesitas
  33. Lo mejor está por llegar.
  34. No importa cómo te sientas, levántate, vístete y demuestra quién eres
  35. Siempre haz el bien
  36. Llama a tu familia a menudo
  37. Cada noche antes de ir a la cama revisa qué conseguiste durante el día y por qué estás agradecido.
  38. Recuerda que estás suficientemente entrenado cómo para estar estresado
  39. Disfruta el viaje. Esto no es Disney World y no te interesa un pase rápido. Sólo tienes un viaje en tu vida, así que haz lo mejor y disfruta tu paseo
  40. Ríe cuando puedas, discúlpate cuando debas y déjalo estar cuando no puedas cambiarlo
  41. Dedica unos minutos al día a pensar en la muerte
  42. Nada merece que pongas en riesgo tu salud
  43. Apunta siempre alto en tus aspiraciones y no te desanimes si sólo llegas a la mitad.
  44. Acostúmbrate a hacer cosas que te disgustan
  45. Afronta tus miedos
  46. Acostúmbrate a lo inevitable
  47. Nunca pierdas la esperanza, sé positivo.
  48. Despiértate antes y duérmete a una hora prudente
  49. Paso a paso, se llega más lejos que corriendo.
  50. Cada cosa en su lugar y a su tiempo. El trabajo en el trabajo, y la familia en la casa.
  51. Evita a la gente tóxica
  52. Sé lo más sociable que puedas
  53. Busca un nuevo hobby
  54. Cambia de trabajo si el actual no te satisface
  55. Crea tu propio negocio
  56. Has de tu pasión tu negocio, y no al revés.
  57. La felicidad está en los pequeños detalles y en las pequeñas cosas.
  58. Lucha por algo que realmente valga la pena. No te desgastes en cosas innecesarias.
  59. Determina con claridad tus prioridades en la vida
  60. Simplifica tu economía
  61. Simplifica tu trabajo
  62. No pongas todos los huevos en la misma canasta
  63. Genera nuevas vías de ingresos
  64. Sé detallista con quienes te quieren
  65. Trata a los demás como te gustaría que te trataran
  66. La ilusión del tiempo: en vez de pasar largos períodos de tiempo con una persona, conecta con ella varias veces al día, por pequeños minutos. La sensación será de mayor tiempo juntos.
  67. El tiempo con la familia, mejor la calidad que la cantidad.
  68. Adáptate

Viviendo como un vagabundo

Es posible que la situación social, económica o una catástrofe haga necesario vivir en la calle. Para ello, es necesario conocer algunos trucos que conocen los vagabundos, con el fin de poder sobrevivir en ese mundo.

Actitud

Evita el conflicto y siempre ten una actitud proactiva y ganadora. No te dejes vencer por el miedo, pánico o ansiedad por el futuro. No esperes que la ayuda ni caridad de terceros te permita sobrevivir, ya que puede haber días en que no llegue la ayuda. Al final del día, gran parte de la supervivencia se gana con una mente determinada y luchadora. No te dejes vencer. Toma cada reto o problema por resolver uno a la vez y lleva un plan a cabo. Luego pasa al siguiente problema.

Se ingenioso

Sobrevivir en la calle requiere un gran ingenio. Utilizar materiales como el cartón o el papel de periódico para mantener el calor, donde conseguir agua o comida gratis requieren cierto ingenio. Lo importante es tener la mente abierta y despierta, y saber que todo problema tiene múltiples formas de ser resuelto.

Aprende a construir un refugio

La comida y el agua son importantes en la supervivencia, pero sin un refugio, en pocas horas podrías estar muerto. Tendrás que moverte seguido y reconstruir tu refugio cada vez con los materiales que encuentres cerca. Por lo tanto, debes ser un experto en la construcción y equipamiento de un refugio.

Lo principal es separarse del suelo y tener un techo que te cubra de la intemperie. Cualquier cartón grueso, madera, alfombra y ropa gruesa permitirá evitar la pérdida de calor por contacto con el suelo. En cuanto al abrigo, lo principal es abrigarse por capas, empezando de la más delgada a la más gruesa y finalmente una impermeable.

Viaja ligero y prepárate para moverte en cualquier minuto

Ya sea que te desalojen de donde tengas tu refugio, o cualquier otra causa, vivir y viajar liviano, implica una ventaja por cuanto facilita el movimiento y desplazamiento. La vida nómada requiere que tengas muy poco equipaje. Debes estar atento a las condiciones y cuando dejas de ser bienvenido en el barrio. Un carro de supermercado, un triciclo o una mochila es todo lo que necesitan para guardar y llevar sus pertenencias.

 Conoce bien la zona donde vives

Saber donde conseguir comida o agua, donde es peligroso pasar la noche o donde conseguir trabajo por el día te ayudarán en la tarea de sobrevivir.

Mantén un bajo perfil

En otras palabras, conviértete en un Hombre Gris.

Perros

Son una multiherramienta perfecta. Ayudan a mantener el calor, sirven de alarma y de defensa ante agresores. Siempre mantén un grupo de ellos a tu alrededor y serán tu mejor ayuda. Incluso pueden servir como transporte de equipo si es una raza grande.

Dos son mejor que uno

Si es posible, consigue un compañero/a. Sobrevivir de a dos es más fácil, y si es de a tres o cuatro, mejor aún. Aunque tiene el problema que es más difícil pasar desapercibido.

La Higiene es importante

Mantener el aseo y la limpieza previene enfermedades. El lavado de manos y de dientes evitará patologías gastrointestinales y potenciales caries y sus complicaciones. Andar limpio y oler bien permitirá que el resto de la población no te mire con desconfianza, e incluso pueden ayudarte más. Por último, la sensación de estar limpio (luego de una ducha reparadora) mejora la moral y el ánimo.

Evita cualquier conflicto

Involucrarse en un conflicto en las calles, significa una posible agresión y lesiones, incluso la muerte. No queremos estar lesionados en la calle, porque dificulta la supervivencia. Siempre será mejor el diálogo, ceder o huir.

Basado en este post.

¿Como elegir tu pareja para toda la vida?

Elige a alguien como si fueras ciego. Cierra los ojos y observa qué puedes sentir de esa persona, de su gentileza, su lealtad, su comprensión, su devoción, su habilidad para ocuparse de ti, su habilidad para cuidar de sí mismo como un ser independiente. En nuestra cultura nos basamos mucho en lo que vemos con nuestros ojos externos. Pero cuando miramos al objeto de nuestro amor, es mucho más importante lo que vemos con los ojos cerrados.

Elige a alguien que tenga la habilidad de aprender. Si hay algo que verdaderamente hace diferencia entre un amante para toda la vida y uno fugaz, es una persona que tenga la habilidad de aprender. Dice el refrán “el ignorante es poco tolerante”. Aquellos que no pueden aprender cosas nuevas, ver las cosas a la luz de lo nuevo, ser curiosos acerca del mundo y de cómo funcionan las cosas o las personas, a menudo se cierran y dicen. “No, esto tiene que ser así, de este modo” y para una relación de toda la vida es mejor estar con alguien que se abra y se cierre aprendiendo y evolucionando.

Elige a alguien que quiera ser como tú, fuerte y sensible a la vez. Para no confundir el significado de estas palabras, no relacionarlas con la rigidez y la fragilidad. La fuerza en el sentido en que es fuerte un árbol: pueden soplar fuertes vientos pero se sostendrá porque es flexible y se moverá para adelante y para atrás con el viento. Y en cuando a la sensibilidad, estoy hablando de ver, estar alerta a las cosas que están alrededor de uno. Algunas personas pueden necesitar una pequeña ayuda en esto, pero a menudo en algún en algún lugar profundo en su mente, o en su corazón, ya están despiertos y alerta a todas estas cosas, si bien no saben cómo articularlas. Y es por eso que el número 2 es tan importante: la habilidad para aprender. Puedes tener todas las posibilidades, todas las potencialidades del mundo para ser amable, amoroso, devoto, bueno y el mejor amante conocido del género humano pero si no puedes aprender a desarrollar ese potencial. ¡Entonces no sirve de nada!

Elige a alguien que cuando lo hieras, sienta dolor y te lo muestre. Y viceversa… elige a alguien que cuando te hiera, vea tu dolor y lo registre. Esto es muy importante. Hay muchos modos en que la gente muestra el dolor. A veces reclamando es una de las cosas que hacen las personas más extrovertidas. Reclaman, se vuelven locos… pero es su propia expresión de dolor. Lo peor es cuando le haces a tu compañero algo que no es amable, o que es impensado y él no muestra reacción. Como si no se permitiera a sí mismo mostrarse verdaderamente humano en tu presencia. Pasamos por muchas relaciones o unas cuantas, antes de encontrar a alguien con quien querríamos pasar nuestra vida. Sentimos las heridas en tantas relaciones que empezaban con grandes esperanzas pero que terminaban con fallas y accidentes. Por otro lado, te vas a encontrar con otro que no está intacto, que también está herido de algún modo. Como resultado de esto es que la habilidad de tu compañero de mostrar su dolor es tan importante como su habilidad para percibir tu dolor. ¡Es muy importante! Porque por naturaleza de las relaciones hay momentos de tensión en que presionamos o hicimos algo que lastimó al otro y esto no puede ser evitado completamente, pero no debe ser la misma herida una y otra vez. La gente tiene que aprender cada vez. Puede que alguien haya acumulado enojo y sufrimiento, heridas de los amantes anteriores, y haya adquirido así la habilidad de herir al nuevo amante y hasta ser desbordado por el deseo de herirlo. Entonces debe ser capaz de parar, de detenerse cuando ve el dolor en la otra persona

Elige a una persona que tenga una vida interior. Trabajando, dibujando, escribiendo, a través de la meditación, la religión, algo que ame. Elige a una persona que esté en viaje y te vea como a un compañero de camino, un compañero de viaje. La habilidad para estar completamente con el otro y al mismo tiempo enteramente separado es muy importante. Las relaciones son cíclicas y hay momentos para estar muy cerca el uno del otro y otros momentos para apartarse.

Elige a alguien que tenga pasiones similares a las tuyas en la vida. Una relación construye una memoria. Estas memorias, lo compartido, son el “pegamento” lo que une la relación. Por el placer que es recordar buenos tiempos juntos, pero también los tiempos duros. Si no hay nada que verdaderamente disfruten juntos, es muy difícil pasar estos tiempos con el otro. Aun cuando cada uno pueda ser muy distinto del otro y hacer cosas muy diferentes, tiene que haber algo, algo tan simple como descansar juntos en la bañera o secarse juntos el pelo al sol, o dar vuelta a la manzana cada noche, o cualquier cosa de estas muy simple… sé que estarás pensando, cepillarse juntos los dientes a la mañana… Si, poco más que esto.

Elige a alguien que tenga valores similares. En cuanto a tener hijos, al nacimiento de los niños, la familia, roles de hombres y mujeres y las ideas acerca del dinero y la religión. Tal vez todas estas cosas juntas son el ideal y no las puedas encontrar todas sobre todo al principio de la relación, pero puedes tener esto en cuenta. Elegir a alguien que tenga valores similares tiene que ver con disminuir las fricciones en la relación y estas cosas deben sintonizarse si ha verdadero compromiso. Esta sintonía debe darse también en un nivel pragmático y cuando se da en estos niveles prácticos en más fácil que pueda darse en otros niveles más sutiles.

Elige a alguien compasivo, a alguien que sea capaz de escuchar, a alguien que te dé tiempo. Particularmente si eres una persona impulsiva, al tener un compañero que no sea tan impulsivo como tú, eventualmente hallarás cierta lentitud que será buena para ti. También alguien que sea un poco lento, al estar con un compañero que sea bien distinto se acelerará un poco. Y podrán después de un tiempo hallar un ritmo propio de la relación. A veces las personas tienen que estar ocho o nueve años hasta tener este ritmo completamente desarrollado. Lleva tiempo construir un milagro… no un milagro porque estén juntos sino por la fuerza que hay en el centro de una relación por la profunda guía del amor.

Elige a alguien que se pueda reír de sí mismo. Poder hacer un chiste y reír de la situación y de sí mismo es muy importante. Pero supongamos que no tienes un compañero muy chistoso, elige a alguien que pueda parar una discusión y aprender a reírse de la situación (vuelve al punto 2, alguien que tenga habilidad para aprender)

Elige a alguien a quien puedas tolerarle las fallas y características. En los momentos de tensión y cansancio, las cosas que más te atraerían de un compañero, las cosas más encantadoras, serían las que después te volvería loca… Así que no pienses que podrías vivir con alguien que tiene cosas que realmente molesta a las otras personas y que para ti no son importantes porque él o ella las está haciendo y él o ella es tu amante. Hay algunas cosas que son intolerables en cualquier relación sea el matrimonio o las sociedades y los negocios. Tales como el alcoholismo, el abuso sexual, el juego, las actividades criminales, Una persona que no dice la verdad, una persona que no te puede mirar a la cara, una persona por la que no podrías dar fe, una persona que puede hacer cualquier cosa por tapar sus errores. Todo eso sería construir una relación en un terreno inseguro.

Ser amigos y no solo amantes. Y no es solo que digas “si yo sé lo que eso significa, significa que me guste y que lo ame” Significa más que eso y un modo de juzgarlo es pensar. ¿Harías por tu pareja lo que estás dispuesta a hacer por tu mejor amigo? ¿Estás dispuesta a escucharlo, estás dispuesta a hablar de las cosas de las que él tiene ganas de hablar, a prestar atención a los detalles de lo que dice o tiene ganas de hacer? Esto no significa que tengan que estar cuidándose el uno al otro siempre y para siempre, pero sobre ciertas bases y en algunos detalles por cierto que deben hacerlo. Entonces cuando pienses en lo que harías por tu mejor amigo y en lo que harías por tu amante, las cosas se aclararán para ti.

Elije a alguien que haga tu vida más grande y no más pequeña.

Despensa de Emergencias

En varios otros posts he mencionado la importancia de estar preparado de antemano a una situación de emergencia, como Terremotos o Caos Social. No queremos estar justo en ese momento preocupándonos de conseguir algo de alimento o agua y quedar metido en una situación grave donde actúen delincuentes o la fuerza pública. Además, en cualquier catástrofe, la distribución de alimentos se ve rápidamente alterada y los supermercados tienen como máximo para 3 días de consumo. A menos que logremos ir a un supermercado en muy pocas horas, con riesgo que nos detenga la policía o una turba de saqueadores, cuando podamos ir a buscar víveres, ya será tarde. Y como dice un autor conocido en el tema supervivencia, es mejor llegar un año antes y no una hora después.

Por ello, debemos mantener un stock de elementos básicos en una pequeña despensa en el hogar, que nos permita algo de tranquilidad por algunos días. Cuanto tiempo? Es variable y dependerá de nuestro espacio y de la autonomía que queremos lograr. Puede ser 3 días, una semana, un mes. Sobre 2 o 3 meses, ya debemos empezar a pensar en supervivencia a largo plazo, que incluirá conseguir medicamentos de uso crónico, producción de alimentos (animales, un huerto, árboles frutales), recolección u obtención de agua (lluvia, pozo) y a largo plazo confección de ropa y procedimientos de salud básicos (dental, cirugías menores, traumas pequeños). En casos así ya viene siendo útil trabajar en una pequeña comunidad.

Muchos productos que mencionaré más adelante son perecibles, por lo que es importante mantener una rotación de los productos para que no haya que eliminarlos por estar vencidos. Las cantidades también serán variables y dependerán del número de integrantes de la familia y del tiempo de supervivencia como mencionaba antes. Si hay algo que en su familia no comen, no lo almacene. Use productos que normalmente come…en una situación de emergencia no quiere botar comida luego de darse cuenta que las recetas no le agradan a nadie.

Aunque puede almacenarse alimentos congelados, no es lo recomendable, ya que es muy probable que haya cortes de energía por largos períodos, y a menos que tenga un sistema de energía alternativo de larga duración, esos alimentos rápidamente dejarán de estar congelados.

Cuando se arma esta despensa, hay que tener algunos puntos claves en mente:

  • Almacenar productos que no requieran refrigeración. Como ya mencioné, sin energía, mantener algo congelado será imposible.
  • Alimentos de fácil preparación, que consuman poca energía y agua para prepararse.
  • La comida debe tener una vida útil larga, para que no este vencida muy pronto. De todas formas, las fechas de caducidad es algo relativo, y muchos de los alimentos pueden comerse pasada dicha fecha sin problemas. Lo importante es que se el envase este intacto, no hinchado por ejemplo, y el alimento tenga buen color y sabor. Por lo tanto, tan importante como tener los alimentos guardados es cómo se mantienen almacenados. Idealmente en un lugar fresco y seco, lejos de la luz. Algunos alimentos, como el aceite, se ponen rancios (oxidan) con el tiempo si se mantienen al aire y a la luz. Además, todo alimento vencido idealmente debe cocinarse para eliminar contaminaciones.
  • Debe proporcionar una nutrición variada, con el fin de suplir vitaminas y minerales necesarios. También es necesario variar y no comer siempre lo mismo, ya que eso afecta el ánimo. Cambiar cada cierto tiempo o aliñar con condimentos distintos o incluir algún dulce o chocolate hará la situación de emergencia mucho más llevadera.
  1. Alimentos:
    • Arroz: de fácil almacenaje. Cuidado con bichos y plagas que puedan contaminarlo, igual que las legumbres.
    • Pastas: deben mantenerse en un lugar seco, ya que pueden verse afectadas por hongos. No son un alimento completo, ya que no contienen grasas y aportan muy bajas proteínas.
    • Legumbres: porotos, lentejas, garbanzos. Vigilar la aparición de insectos que las afectan (gorgojo). Con el tiempo, tienden a secarse más y pueden ser difíciles de cocinar.
    • Cereales: avena
    • Puré deshidratado
    • Azúcar
    • Sal: para cocinar, a largo plazo permite mantener carnes.
    • Conservas: ideal es aprender a hacerlas en casa
      • Frutas
      • Verduras
      • Atún y otros pescados
      • Mariscos
    • Fruta deshidratada
    • Miel: prácticamente eterna
    • Mermeladas
    • Harina de maíz y de trigo
    • Polvos de Hornear
    • Levadura
    • Aceite: ojo con el aire y la luz, que lo vuelve rancio
    • Leche condensada
    • Leche evaporada
    • Manjar
    • Mantequilla de Maní
    • Nueces, Almendras, Maní y otros frutos secos
    • Chocolates
    • Galletas
    • Barras de Cereal
    • Condimentos y Cubos de Caldo (Maggi): le dan sabor a las comidas y mejoran el ánimo.
    • Sopas en sobre
    • Maíz Curagua (Popcorn)
    • Tocino: puede almacenarse por largo tiempo
    • Cecinas que no requieran refrigeración, embutidos curados en sal, como longanizas, tocino, chorizo, jamón serrano. Cuando lo cortes, unta el borde con aceite de oliva o cubre con un film plástico.
    • Café, Té y/o Mate
    • Vinagre blanco
    • Licores
    • Jugos en Polvo: permiten darle algo de sabor al agua y preparar algunos postres
    • Gelatinas en polvo
    • Leche en polvo: tener acceso a leche líquida no siempre será posible
    • Crema de leche
    • Huevos: difícil de almacenarlos, pero se debe intentar tener acceso a ellos por ser un alimento completo y permitir varias preparaciones y recetas. Además, mantener en la casa 3 o 4 gallinas no cuesta nada.
    • Mantequilla: es algo que requiere refrigeración, pero es una buena fuente de grasas y permite cocinar muchos alimentos. Bien almacenado, puede incluso guardarse un tiempo fuera del refrigerador.
  2. Cuidado Personal
    • Jabón
    • Desodorante
    • Shampoo
    • Pasta dental
    • Crema corporal o de manos: el lavado frecuente de las manos y el uso de elementos de aseo dañará rápidamente la piel.
    • Toallitas húmedas: en caso de escasez de agua, sirven para lavarse.
    • Al menos un mes de medicamentos de uso crónico de la familia
    • En caso que tenga niños pequeños, recordar incluir pañales de género que se pueden lavar y reutilizar
    • Botiquín equipado
  3. Elementos de Aseo y Limpieza
    • Papel Higiénico: 1 diario por cada 5 personas
    • Toalla de Papel desechable (Nova): 2 por cada 5 días
    • Cloro: para potabilizar agua, hacer aseo y evitar transmisión de posibles enfermedades.
    • Guantes
    • Paños
    • Mascarillas: para hacer aseo y evitar contagio de posibles enfermedades.
  4. Otros
    • Pilas: para cualquier radio, linterna u otro equipo que las requiera. Si es posible, tenga una radio portátil con linterna y dínamo, que permite cargarla sin necesidad de pilas.
    • Fósforos
    • Velas
    • Bicarbonato de sodio: para cocinar, para limpiar, para tratar picaduras y muchos otros usos.
    • Agua: más siempre es mejor. Se necesita para beber, cocinar, lavar, bañarse. Si tiene gran cantidad de legumbres y pastas, requieren aún más agua para cocinar o remojar. Ojalá contar con una fuente constante. Si no, piense como ahorrar agua y además buscar una forma de almacenarla por largo plazo.
    • Vitaminas: en caso que la situación de emergencia se prolongue y disminuyan las raciones de alimentos, será conveniente tener un stock de multivitamínicos para mantener la salud.
    • Cocinilla portátil: por su movilidad y la posibilidad que el gas de cañería o en balones grandes no esté disponible.
    • Balones de gas para la cocinilla
    • Alcohol (Vodka): sirve para encender fuego, esterilizar material y heridas
    • Cinta adhesiva o masking tape resistente. Permite parchar, tapar, sellar, colgar cualquier objeto.
    • Alimento para mascotas: recuerde que también debe tener un stock para las mascotas que tenga. Las gallinas son las mascotas ideales, ya que pueden dar huevos y carne, mientras comen todos los restos de la cocina.
    • Film Plástico y Aluminio.

Esos son algunos de los elementos vitales de una despensa de emergencia en caso de quedarse en el hogar. En caso de tener que abandonar el hogar, el equipo necesario y alimentos varían, y se los comentaré en un post ad hoc más adelante. En otro post también, les dejaré algunas recetas fáciles y rápidas, ideales para situaciones de emergencia.

Aquí les dejo un archivo excel con varios cálculos preparacionistas (despensa, huertos, necesidades de agua, etc). Lo importante es ajustarlos a los requerimientos y necesidades de cada familia o comunidad. Algunos prefieren más el arroz y otros tal vez las legumbres, o usan más papel higiénico…quien sabe.

¿Qué otros elementos agregarías a tu despensa de emergencias?

Kit de Uso diario, EveryDay Carry o EDC

En situaciones de emergencia, uno debería estar siempre preparado. “Siempre listo” dicen los Scouts. A esto se le denomina un Kit de Uso diario, o EDC por sus siglas en ingles (EveryDay Carry)

Pero no siempre se puede andar con todo un botiquín o una caja de herramientas en la mano. Se debe privilegiar algo pequeño y de poco peso, porque si es mucho, uno va a tender a dejarlo en la casa y cuando lo requiera, no lo va a tener.

El kit dependerá mucho del trabajo que uno realiza día a día y de las necesidades propias de cada uno. Pero a grandes rasgos podrían incluir:

  1. Algún analgésico: Paracetamol, Dipirona o Ibuprofeno
  2. Parchecurita: para pequeños cortes o heridas
  3. Linterna pequeña: para iluminar zonas oscuras, revisar el motor de un vehículo o para ayudar a abrir una cerradura en la noche.
  4. Multiherramienta: idealmente alguna pequeña, que incluya cuchillo y algún desatornillador. También puede ser válido tarjetas que van en la billetera y que contienen algunos de estos elementos.
  5. Monedas y billetes de baja denominación: para el pago de movilización en caso necesario
  6. Pendrive USB
  7. Silbato
  8. Mosquetón
  9. Fuego: encendedor, fósforos o pedernal
  10. Cuerda/Paracord, que puede estar en un llavero o pulsera
  11. Kubotan: herramienta para defensa personal
  12. Lápiz y papel
  13. Tarjetas de crédito y otras.
  14. Bolso: es parte esencial del EDC. Debe ser lo suficientemente pequeño para no molestar, pero adecuado para traer todo el equipo.
  15. Reloj: idealmente que no sólo de la hora, sino que cuente con algún extra útil. A medida que bajan de precio, los Smart Watch que traen cuenta pasos, oximetría de pulso, brújula, gps, etc. son una buena adición al EDC.

Con ese pequeño equipo, cualquier contratiempo del día a día podrá ser solucionado.