Uso de Suturas adhesivas o Puntos de Aproximación

Dentro del post de técnicas de suturas, dejé afuera el uso de las suturas adhesivas o puntos de aproximación (comercialmente conocidos como SteriStrip). Son unas pequeñas tiras estériles de papel con pegamento que permiten cerrar y afrontar pequeñas heridas superficiales, o apoyar el cierre de heridas mayores que requieren puntos de sutura habituales.

A pesar que la técnica de uso es muy sencilla, conviene mencionarla para quienes nunca las han utilizado.

Como siempre frente a cualquier herida, lo primero que se debe hacer es hemostasia. Comprimir fuerte la herida por varios minutos hará que el sistema de coagulación haga su parte y la herida deje de sangrar, en condiciones habituales. Luego de eso, corresponde lavar bien la herida y retirar toda la suciedad que pudiera estar contaminándola. Posteriormente, se debe desinfectar y secar los bordes.

Si la herida es muy pequeña, hasta unos 3 – 4 mm., no es necesario el uso de puntos y bastará con un simple parchecurita. Sobre 5 mm, se hace aconsejable el uso de algún sistema de afrontamiento, y es aquí donde entran en juego las suturas adhesivas.

Se debe secar bien la piel, para que la cinta pegue bien. Se retira una del sobre donde viene, se pega en uno de los bordes de la herida y se tracciona, con el fin de cerrar la herida. Luego se pega el otro borde, dejando la herida lo más cerrada posible. Si la tira es muy larga, debe cortarse de un tamaño adecuado. Si la heridas es más grande, hay que aplicar dos o tres cintas más hasta cerrarla completamente. Posterior al cierre, se puede dejar la herida descubierta para vigilarla. Hay que evitar que se moje ya que se soltarán los puntos y habrá que repetir el proceso.

Heridas mayores de 4 o 5 cm es posible que requieran el uso de puntos de sutura habituales, dado que la tensión de la herida hará que los puntos adhesivos se suelten. Dependerá principalmente de la zona de la piel comprometida.

Lee esto también

You may also like...